Escrito por: Empresas

¿Sin dinero no hay energía?

Ramsés Pech
– Grupo Caraiva – León & Pech architects
Ciudad de México (Expertos / Energía Hoy).- En México ¿cuánto debería ser la inversión en el mercado de energía y cuándo tendría que ser realizada en la siguiente década por la parte pública y privada? ¿Alguien sabrá?
Los comentarios en México que están en boga en todos nosotros: La administración actual está cambiando las condiciones de operación. Los lineamientos, normas y reguladores se han modificado para dar ventaja a las empresas del estado.
El contexto real del hecho en una forma astuta dentro lo que permite la reforma energética, por participantes del mercado eléctrico o hidrocarburos (PEMEX-CFE), por medio de solicitudes a los órganos reguladores en realizar ciertos cambios en función de argumentos técnicos y operativos que limitan el retorno de la inversión. Pero realmente es equilibrado en función del peso preponderante de ambas empresas del estado.
Todo son simples palabras, escritos y litigios que no están llevando a la conclusión de qué tipo de proyectos son prioritarios y cuánto es la inversión requerida para cada uno de ellos. En el mundo realizaron inversiones del orden de alrededor de 1.226 trillones de dólares en 2019: 739 mil millones en la industria de hidrocarburos y 487 mil millones en la parte de generación de electricidad. En México, la inversión fue de 48 mil millones de dólares en ambos rubros (privados participaron con el 6% del total).

La administración actual o futura entenderá la magnitud de la cantidad de dinero que requieren para poder llevar a cabo un proyecto en conjunto con los tiempos necesarios para su realización, ligado con la autorización del consejo de cada empresa pública o privada y, además de que alguien pueda y/o quiera apalancar dicha inversión. Somos un país litigante de contratos de partidas de precios unitarios.
Hoy día, nadie sabe realmente cuánto debería ser el total requerido para poder cubrir la demanda con base a la inversión en la infraestructura, operación y mantenimiento de cada parte de la cadena de valor energético dentro del mercado nacional. Todo mundo hablamos de los litigios, confrontamientos entre los órganos reguladores, secretarías y privados, dando como resultado pérdidas en el tiempo para que una inversión pueda iniciar operaciones. Aquí realizamos una proyección:

El tiempo no conoce el éxito de un proyecto, reconoce la planeación realizada con las prevenciones de los riesgos operativos, ambientales, legales y regulatorios de un mercado. México requiere en la próxima década a partir del 2021 una inversión de 680 a 700 mil millones de dólares, 3 veces el presupuesto de la nación del 2020 y significa un promedio de 65 a 70 mil millones de dólares anualizada, dos veces el presupuesto que se otorga hoy día a PEMEX-CFE de los egresos reportados en la estadística oportuna de la SHCP y, contemplado en el Plan Nacional de Desarrollo 2019 a 2024 de la actual administración para ser autosuficientes.
La cantidad de dinero anteriormente descrita, significa que el gobierno actual deberá dejar las bases de una mayor recaudación en la Ley de Ingresos e incrementar el presupuesto a las empresas productivas del estado, reduciendo el gasto programado en la parte social y marginando el desarrollo económico, de acuerdo con la visión promulgada en el Programa Sectorial de Energía 2020-2024 del SENER. ¿Habrá recursos ilimitados?
La oportunidad de ponernos de acuerdo por primera vez en este país esta frente a nosotros y acordemos el monto necesario para realizar los proyectos, entre la inversión pública y privada, pero que no queden en simples hojas de cálculo o presentaciones, que sirven para la foto del día y quedan en el olvido, como el plan de infraestructura o energía, el cual nunca fue presentado ante la ruptura ente lo privado y público.
Los proyectos de energía no requieren de ahorros presupuestales o de hegemonía financiera total para cubrir la inversión requerida, ellos piden una armonización de largo plazo. Es imposible que la raza humana pueda dejar de prescindir de lo que hasta ahora ha desarrollado para poder tener una mejor comodidad e ir a una transición energética de energía barata infinita. El dinero de una nación tiene un límite y saber el cómo poder utilizarlo para la sociedad no depende de la repartición de la riqueza a todos, depende del cómo la transforma para que pueda ser conservada por un largo periodo de acuerdo con planes.
Entonces, de acuerdo con el dinero requerido de inversión en energía, la nación podrá cubrir todos los proyectos que tienen una maduración entre 3 a 5 años, antes de ser puestos en operación. ¿Habrá el dinero suficiente en la económica mexicana para realizar esta gran proeza?
DESPIERTA MÉXICO, SIN DINERO NO HAY ENERGIA.
P.D. El 15 de julio se anunció que investigadores del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés), que forma parte de los Institutos Nacionales de Salud de EU (NIH, en inglés), y la farmacéutica Moderna, con sede en Cambridge (Massachusetts), testearon una vacuna para el COVID19 a donde han llegado a tener resultados positivos en la FASEII y ahora empezará en julio la Fase Final 3. En caso que los resultados sean positivos, podrían entregar aproximadamente 500 millones de dosis por año y posiblemente hasta 1 billón de dosis, comenzando en 2021.

(Visited 7 times, 1 visits today)

Close