Sindicato presiona a minera Codelco por segunda muerte por coronavirus

Ciudad de México (Redacción / Energía Hoy).- La muerte de dos trabajadores a causa del coronavirus aumentó la presión de los sindicatos sobre la gigante estatal Codelco, la mayor productora mundial de cobre, que ha logrado mantener sus operaciones en una zona del norte del país donde azota con fuerza la pandemia.

La Federación de Trabajadores del Cobre informó el domingo de la muerte de un segundo trabajador tras contagiarse de coronavirus en el interior de la compañía estatal responsable de la producción de casi el 11% de cobre del mundo, con casi 16,000 trabajadores propios y otros 30,000 empleados tercerizados.

“No podemos seguir lamentando pérdidas de compañeros de trabajo. Ahora es el momento de exigir el establecimiento de medidas efectivas que permitan controlar esta arrasadora pandemia”, dijo la federación en un comunicado.

Este lunes, cuando los contagiados en Chile llegaron a 246,963 y las muertes confirmadas por un examen PCR (hisopado) a 4,502 -y con casos probables 7,144- la compañía estatal informó que aplicará turnos de 14 x 14 días en la mina El Teniente, el yacimiento de cobre subterráneo más grande del mundo ubicado en la ciudad de Rancagua, 90 km al sur de Santiago, para reducir los traslados.

En sus operaciones en el norte, la minera informó que detuvo la ejecución de los proyectos en construcción en la mina Chuquicamata y que operará este yacimiento sólo con personal que vive en la ciudad de Calama, una ciudad a 1,730 km al norte de Santiago donde las autoridades denuncian una situación cada vez más grave por la pandemia y que tiene su red sanitaria en capacidad máxima.

Durante el fin de semana circularon en redes sociales imágenes del pequeño aeropuerto de la cuidad repleto de personas tras el cambio de turno de las faenas mineras. Los contratos a estos trabajadores incluye el traslado en avión a Santiago cuando cambian de turnos y hasta la fecha se mantuvo esa rutina.

El alcalde de Calama, Daniel Agusto, afirmó que la situación en la ciudad “está absolutamente descontrolada en términos de contagios”. Con 190,000 habitantes, Calama tenía cerca de 2,375 contagios y 50 fallecidos. En la vecina Antofagasta, con el doble de población, se contabilizan 23 muertos.

La minería del cobre, que genera cerca de 10% del PIB chileno y es responsable de un tercio de la oferta mundial del metal, con 5.6 millones de toneladas al año, se ha mantenido operando durante toda la pandemia, en medio de caídas históricas de la actividad económica.

Para mantener el sector operativo, fueron desmovilizados unos 28,000 trabajadores tras la suspensión de importantes proyectos y la decisión de operar con un 30% menos de personal en las minas y sacar de la primera línea de los yacimientos a los mayores de 65 años ante el riesgo de contagios.

(Visited 30 times, 1 visits today)