No hay “recibos locos”, hay mayor consumo de electricidad por confinamiento: CFE

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hoy).- En confort (computadores, celulares, televisión e iluminación) de los hogares mexicanos durante el confinamiento por la emergencia sanitaria, ha propiciado un aumento de 80% del consumo de energía, lo que ha generado un incremento en los recibos de luz de hasta 300% en promedio, señaló Martín Mendoza Hernández, director general de Suministro Básico de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Aclaró que de alguna manera se ha subsidiado ese mayor consumo, lo que le ha costado a la CFE poco más de 3,700 millones de pesos.

En una reunión transmitida por Facebook, dijo los famosos “recibos locos” son parte de una campaña que hemos observado en distintas partes de la República Mexicana. Recordó que el año pasado y este año, a través del mandato presidencial, las tarifas eléctricas no deberán crecer en términos reales, solamente el impacto inflacionario. La tarifa doméstica este año tuvo un incremento del 3.2% anualizado, con un desliz acumulativo mensual del .24, del .2%. Hoy en día, al cierre de junio esta tarifa doméstica tiene un impacto del 1.4%, menor a la inflación.

Explicó que el confort está basado, obviamente, en televisores, computadoras, juegos electrónicos, algún equipo de deporte y lo que es el aire acondicionado en ciertas regiones del país. “Ahorita en este confinamiento, el confort, que representa 15% de una facturación normal, ahora representa 80% del incremento en el consumo.” “Entre más consumo tengamos, pues obviamente va a haber un impacto en esa factura.”

El funcionario refirió que previo a eso, trabajamos con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, justo para que en esos márgenes todos los clientes que estaban en una media de medio-alto consumo, pues no tuvieran una afectación a futuro por el cambio de la tarifa doméstica de alto consumo. Es decir, aunque su consumo los ubique en una tarifa más alta, los clientes pagarán todo su consumo con la tarifa que siempre han tenido, que es menor a la que les correspondería pagar por su mayor consumo.

Para poner un ejemplo, la tarifa 1, que es la que tiene ahorita mayor número de clientes, CFE está suministrado alrededor de 44.9 millones de clientes, de los cuales 40 millones son domésticos, de ellos 21.5 millones están en la tarifa 1, la cual tiene dos rangos principalmente de facturación: rango básico y lo que es el intermedio, y luego ya viene un escalón que es el excedente. 

¿Qué quiere decir? Que en el básico tenemos un bloque de energía o un bloque de kilowatt-horas con un 72 por ciento de subsidio. ¿Ese subsidio cómo se contabiliza? Se tiene un precio de compra de la tarifa en el mercado que vale 2.9 centavos, y el primer rango que son hasta 150 kilowatt-horas bimestrales vale 80 centavos, ¿qué quiere decir? Que está subsidiada al 72 por ciento. 

El siguiente rango es el intermedio, son otros 150, 130 kilowatt-horas, y nos da la suma de 280. Aquí vale a un peso con un diferencial de 2.90, entonces, ¿qué quiere decir? Que tiene también un 66 por ciento de subsidio. Quienes consuman en el rango básico y el intermedio tendrían un promedio de 70 por ciento de subsidio, ahora sí, quienes pasen de los 280 kilowatt-horas ya no tendrán subsidio, cada kilowatt-hora que consuman ya será grabado a una tarifa de precio de mercado, así lo establece la propia tarifa.

“De hecho, cada kilowatt/hora que exceda a los 280, ya será cobrado al precio del excedente. Sin embargo, tendrá los anteriores subsidiados y el beneficio de no pasarlo a la tarifa de alto consumo, que es así, todos los kilowatts/hora que se consuman, así sea el número uno, ya es sin subsidio absoluto.” “El kilowatt/hora sin subsidio vale 80 centavos, en el primer rango y un peso en el segundo rango y sin subsidio, absolutamente sin subsidio, está a dos pesos con 90 centavos.”

A nivel nacional por tarifa doméstica, y hablando de la tarifa uno, que es la que tiene este rango de 280 kilowatt/hora subsidiados, dentro del ábaco nacional de consumo anualizado, 100% o el bloque de estos usuarios, anda pagando en promedio 200 pesos por bimestre anualizados, es decir, menos de dos pesos por día. Claro, habrá picos altos y picos muy bajos.

Indicó que a pesar de estos incrementos al cierre de mayo sólo se han registrado quejas por alrededor de 899 mil recibos, a través de la atención telefónica y la presencial en nuestros centros de atención. Sin embargo, el año pasado al cierre de mayo teníamos 979 mil quejas, o sea, teníamos más quejas el año pasado.

Mendoza Hernández, mencionó que posible que sean los clientes de clase media y media alta quienes están siendo afectados. “La tarifa doméstica de alto consumo, sí, como no tiene mayor nivel de subsidio, te puede presentar una factura hasta del 300% de incremento quien se clasifique en ese rango. Pero para que ya un cliente consuma arriba de 280 kilowatt-hora, es un nivel que tiene bastante confort dentro del uso de sus aparatos domésticos.”

Subrayó que por el acuerdo que se hizo Hacienda, “tuvimos una inhibición de alrededor de un millón de clientes. En el mes de abril inhibimos a un millón 200 clientes, en mayo inhibimos a dos millones de clientes. Y esto ha tenido costo para la Comisión Federal de Electricidad de 1,100 millones en el mes de abril y 2,600 millones en mayo, que no se había facturado en la tarifa de alto consumo, que facturamos en la tarifa subsidiada.” Es decir, es lo que ha dejado de ingresar a la CFE.

Al respecto, Luis Bravo Navarro: sostuvo que ¿Dónde está la insensibilidad? Es un sacrificio que está haciendo CFE, que es una empresa “que vive al día, no puede dejar de cobrar porque toda la operación compleja de CFE se vería afectada en alguno de sus procesos, independientemente de los 94 mil empleados que tiene, independientemente de la generación, transmisión, distribución y suministro básico, hay toda una operación que no le permite a la CFE dejar ese flujo y ese ingreso.”

El director general de Suministro Básico lamentó que los municipios del Estado de México principalmente se cuelguen de este tema político, como lo hizo el presidente de “Neza a réplicas fuertes en el sentido de que la CFE los está amenazando. No ha sido amenaza, es un protocolo que tenemos de presentar la facturación y el cobro. Con este municipio de Netzahualcóyotl tenemos desde agosto de 2019 tratando de negociar con ellos el pago del consumo de agua potable y de alumbrado público de sus edificios.”

Aquí puedes ver la mesa de análisis completa:

 

(Visited 172 times, 1 visits today)