Alemania sienta las bases para instalar más parques eólicos en el mar

Ciudad de México (Redacción / Energía Hoy).- El Gobierno alemán estableció el marco legal que permitirá aumentar significativamente la producción de electricidad de fuentes renovables en los próximos años con parques eólicos adicionales en el mar del Norte y el Báltico.

El objetivo actual de 15 gigavatios se elevará a 20 gigavatios para 2030 y a 40 gigavatios para 2040. Los grupos ecologistas advirtieron que no se debe permitir que la protección marina se quede en el camino.

El nuevo objetivo de 20 gigavatios para 2030 fue acordado por la coalición de los partidos conservadores (CDU/CSU) con el Partido Socialdemócrata (SPD) en su programa de protección del clima adoptado el otoño pasado. Sin embargo, la consecución de este objetivo se vio retrasada. La enmienda a la Ley de Energía Eólica en el Mar aprobada por el consejo de ministros deberá incorporar la expansión en la legislación.

A finales de 2019, se instalaron casi 1,500 turbinas eólicas con una capacidad total de 7.5 gigavatios en el Mar del Norte y el Báltico de Alemania. Según las asociaciones, solo unos pocos aerogeneradores nuevos se conectarán a la red este año porque no se han iniciado nuevos proyectos importantes. La industria se quejó de una brecha en la expansión.

El ministro alemán de Economía, Peter Altmaier, habló ahora de un hito para la energía eólica marina en Alemania en vista del proyecto de ley. Señaló que, con 20 gigavatios, esta energía eólica contribuirá en gran manera a alcanzar una cuota del 65 por ciento de energías renovables en el consumo bruto de electricidad en 2030. Hasta ahora esta cifra supera el 40 por ciento.

Según Altmaier, el nuevo objetivo para 2040 debe permitir a todas las partes interesadas planificar a largo plazo y proporcionar un marco fiable para la energía eólica offshore. “Esto ofrece grandes oportunidades económicas y asegura a las regiones de la costa y del interior la creación de valor y el empleo”, señaló.

Por su parte, las asociaciones ecologistas criticaron el proyecto de ley. El presidente de la organización ecologista NABU, Jörg-Andreas Krüger, dijo que fijar ahora el objetivo de expansión de 40 gigavatios para 2040 era algo apresurado y daría un señal equivocada del Gobierno alemán, ya que esta expansión no sería compatible con la naturaleza.

Heike Vesper, directora del centro de protección marina del WWF en Hamburgo, criticó que si se lograra la expansión a 40 gigavatios para el 2040, se correría el riesgo de perder más del 50 por ciento del área destinada a las especies de aves en peligro de extinción y protegidas.

(Visited 53 times, 1 visits today)