Empresas de la construcción listas para regresar a la actividad

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hoy).- La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMI) aseguró que las más de 12 mil empresas dedicadas a esta labor están listas con los protocolos y capacitaciones necesarias para la reapertura económica general de sus actividades a partir del próximo 1° de junio, luego de un periodo de preparación que inició el pasado 18 de mayo.

Durante el periodo de preparación, las empresas constructoras debieron presentar protocolos de seguridad sanitaria acordes con los lineamientos generales dispuestos por las secretarías de Salud, de Economía y del Trabajo y Previsión Social, conforme a los requerimientos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Después de que el Consejo de Salubridad General de México consideró a la industria de la construcción como actividad esencial dentro del Plan de la nueva normalidad, lo que trae una serie de retos, señaló Eduardo Ramírez Leal, presidente de la CMIC, quien aclara que “en nuestra industria ya estábamos listos con protocolos para proteger en las obras de construcción a los trabajadores”.

“Conscientes de la importancia que representa la industria de la construcción en la reactivación económica del país, un sector que activa 185 de 262 ramas económicas nacionales y emplea a 6.1 millones de trabajadores”, la CMIC puso a disposición de las empresas constructoras este Protocolo para el Regreso Seguro a las obras de Construcción.

Durante el proceso de preparación, las empresas tuvieron que cumplir con acciones de aplicación general: 1. Elaboración por empresa de protocolos sanitarios para el reinicio seguro de actividades. 2. Capacitación de personal para seguridad en el ambiente laboral. 3. Readecuación de espacios y procesos productivos 4. Filtros de ingreso, sanitización e higiene del espacio laboral.

El protocolo incluye un semáforo de identificación de riesgo de contagio por COVID-19 en obras de construcción, que irán acompañados de la determinación de una mayor o menor intensidad de las medidas de protección por número de trabajadores, periodos de limpieza, medidas de higiene; así como políticas temporales clasificadas por nivel de alerta; clasificación de riesgos por exposición en los centros de trabajo.

Destacan la parte de traslado de los trabajadores desde su casa al trabajo, con transporte propio o privado; la dotación de cubrebocas, gel antibacterial; mantienen la sana distancia y establecen protocolos para la logística y recepción de materiales como acero, cemento, madera y vidrio, con revisiones previas a su ingreso, entre muchas otras.

Para la CMIC, estas consideraciones van a cambiar la forma de trabajar en las obras y los procedimientos constructivos, ya que implicará modificar el programa de ejecución de obra, que se realizará en mayor tiempo, porque que la producción de los trabajadores se verá interrumpida en el transcurso de la jornada por las medidas sanitarias.

https://www.cmic.org.mx/covid19/protocolo_regreso_a_las_obras_de_construccion_2020_5.pdf

 

(Visited 198 times, 1 visits today)