Alemania acelera su desconfinamiento y Trump presiona para reactivar economía

Ciudad de México (Redacción / Energía Hoy).- Alemania, poco golpeada por el coronavirus, se apresta este miércoles a acelerar su desconfinamiento, una medida también reclamada por Donald Trump para evitar una catástrofe económica en Estados Unidos debido a la pandemia, que ya se cobró 15.000 vidas en América Latina y el Caribe.

Las autoridades alemanas están dispuestas a autorizar la reapertura de todos los comercios y escuelas del país en mayo, a partir de la próxima semana, según un proyecto de acuerdo entre el gobierno y las regiones que la AFP pudo consultar.

Estas medidas son posibles debido a que, desde el comienzo del desconfinamiento el 20 de abril, “el número de nuevas infecciones” de coronavirus “se mantuvo bajo” y no se observó “ninguna nueva ola” de contaminación, dice el proyecto de acuerdo.

Berlín también piensa autorizar en mayo la reanudación, a puerta cerrada, de la Bundesliga de fútbol. Los grandes eventos deportivos, culturales y festivos estarán sin embargo prohibidos hasta “al menos” finales de agosto, en este país donde han muerto 7.000 personas por la covid-19.

En Estados Unidos, el número de fallecidos ya es de más de 71.000, según la Universidad Johns Hopkins, el balance más elevado del mundo, y el país podría alcanzar las 100.000 víctimas fatales a principios de junio de acuerdo con diversos modelos epidemiológicos.

Pese a estos datos, el presidente Donald Trump hizo un llamado para reactivar la economía del país.

“Debemos abrir nuestro país”, dijo el mandatario desde una fábrica de mascarillas en Honeywell en Phoenix, Arizona (suroeste). “No podemos mantener nuestra economía cerrada por los próximos cinco años”.

“No digo que todo sea perfecto. ¿Se verán afectadas duramente algunas personas? Sí. Pero debemos reabrir nuestro país y debemos hacerlo pronto”, añadió, sin llevar máscara, aunque sí usó unas gafas protectoras.

Una nueva etapa podría abrirse en el país, donde la Casa Blanca se preparaba para desmantelar la célula de crisis contra el coronavirus en las próximas semanas, anunció el vicepresidente Mike Pence.

La primera potencia económica mundial, donde la tasa de desempleo debería alcanzar el 20% en abril, es decir una persona activa de cada cinco, no quiere quedarse atrás, mientras Asia, donde irrumpió la pandemia, empieza a levantar cabeza.

La enfermedad ha causado al menos 256.000 muertos en el mundo desde su aparición en diciembre en China, y ha obligado a más de la mitad del planeta a encerrarse en casa.

China afirmó el miércoles que el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo “no puede presentar pruebas” de que el nuevo coronavirus salió de un laboratorio chino “porque no las tiene”.

Pompeo habia asegurado días antes que había “una enorme cantidad de pruebas” de que el virus responsable de la epidemia se originó en un laboratorio de virología de Wuhan.

En ese sentido, China considera que es prioritario derrotar al virus antes que investigar su origen, según declaró el miércoles el embajador chino ante la ONU en Ginebra.

– Rusia, nuevo foco de la epidemia –

En Europa, Reino Unido seguía registrando un elevado número diario de decesos (693 el martes) y ahora es el país más afectado de Europa, por delante de Italia, el primer epicentro europeo de la epidemia.

Las autoridades británicas aseguran sin embargo que ya se alcanzó el pico de la pandemia y esperan anunciar en los próximos días las primeras medidas que permitirán reactivar algunos sectores económicos.

En España, otro de los países europeos más azotados por el virus con casi 26.000 muertes, el miércoles se debatirá en el Parlamento si se prolonga el estado de alarma.

Ante una mejora de la situación en el país, las autoridades españolas han empezado a suavizar las medidas especialmente estrictas impuestas a la población.

Francia, en tanto, se prepara para levantar su confinamiento la próxima semana. En ese sentido, la alcaldesa de París anunció que algunas calles se reservarán para bicicletas a fin de limitar aglomeraciones en el transporte público.

En contrapartida, Rusia se convirtió este miércoles en el quinto país de Europa más afectado por el coronavirus después de haber registrado más de 10.000 nuevos casos por cuarto día consecutivo.

Con 1.537 muertos, la tasa de mortalidad sigue siendo débil en relación a Italia, España, Francia, Alemania o Estados Unidos.

Las autoridades lo explican por las medidas que tomaron rápidamente contra la pandemia, como el cierre de fronteras, los test (más de cuatro millones) y la preparación de los hospitales a la pandemia, en particular en Moscú, el foco principal de la enfermedad.

– “No volver a lo de siempre” –

Si Europa parece haber superado el pico de la epidemia, el balance es galopante en América Latina y el Caribe, donde se han registrado más de 282.000 casos y más de 15.000 muertos, según un recuento de la AFP realizado en base a datos oficiales.

Brasil, cuyo presidente Jair Bolsonaro alienta la apertura y desacredita las medidas de prevención, es de lejos el más afectado y registra 107.780 casos y 7.321 muertes. Preocupado, Uruguay aumentará el control sanitario en la frontera común.

Hasta la fecha, México ha contabilizado 2.271 muertos y Ecuador registra 1.569 víctimas fatales.

El gobierno mexicano divulgó el martes una proyección que indica la posibilidad de alcanzar el pico de la pandemia posiblemente el viernes de esta semana, 8 de mayo.

En tanto, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anunció que el país extenderá hasta el 15 de junio el estado de excepción, que le permite mantener medidas para el confinamiento de la población.

Colombia, por su parte, extendió la aplicación de medidas de confinamiento hasta el 25 de mayo.

Y en El Salvador, el presidente Nayib Bukele anunció medidas para conminar a la población a cumplir la cuarentena domiciliar obligatoria.

La pandemia seguía haciendo estragos en la economía mundial. En el sector del turismo, uno de los más afectados, el gigante Airbnb de alquiler de viviendas anunció el despido de casi 1.900 empleados, un cuarto de sus efectivos.

A nivel doméstico, se está haciendo notar la subida de los precios de los productos frescos en Europa. Las medidas restrictivas para frenar la pandemia complican la producción, retrasan el suministro y aumentan la demanda. En Alemania, el precio de los productos frescos aumentó casi 10% en abril, según AMI, una consultora especializada en mercados agrícolas.

Con todo, en aras de evitar una catástrofe ecológica, 200 personalidades, desde Madonna a Alfonso Cuarón, pasando por Pedro Almodóvar, Julianne Moore y varios premios Nobel, llamaron este miércoles en una tribuna a no “volver a lo de siempre” tras la pandemia del coronavirus.

(Visited 76 times, 1 visits today)