Productores de petróleo acuerdan recorte “histórico” de la producción para dos años

Ciudad de México (Redacción / AFP / Energía Hoy).- Los países exportadores de petróleo y sus principales asociados acordaron el domingo el “mayor recorte de la producción de la historia”, de 9.7 millones de barriles por día, para hacer subir los precios del crudo en plena pandemia de coronavirus.

Luego de varios días de arduas negociaciones, una última reunión vía teleconferencia permitió el domingo acordar la drástica reducción a ser adoptada a partir del 1 de mayo y por un “período inicial de dos meses”, anunció la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

“Para el siguiente período de seis meses, del 1 de julio al 31 de diciembre de 2020, el ajuste acordado será de 7.7 millones de barriles al día. Esto será seguido por un ajuste de 5.8 millones de barriles al día por un período de 16 meses, del 1 de enero de 2021 al 30 de abril de 2022”, anunció la entidad en una nota de prensa.

En ese marco, el secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo, calificó como “históricos” los recortes acordados en la jornada.

Esos recortes son “los mayores en volumen y de más duración, ya que están planificados para durar dos años”, señaló, y agregó que el acuerdo “allanó el camino para una alianza global con la participación del G20”.

Este acuerdo tuvo efecto inmediato en el mercado petrolero mundial, que este lunes abrió con alza superior a 3% por fuerza del entendimiento alcanzado.

El lunes, poco después de la apertura de ese mercado, el barril del West Texas Intermediate (WTI) se negociaba con alza de superior a 6%, al tiempo que el crudo de Brent aumentaba 3.1%, a 32.46 dólares por barril.

-Desplome de precios –

A raíz del confinamiento de prácticamente la mitad de la población mundial para contener la propagación del nuevo coronavirus, la demanda de petróleo se desplomó en un mercado que ya antes de la epidemia estaba con exceso de oferta, y de esa forma los precios del crudo también se desplomaron rápidamente.

Aunque las fricciones entre Arabia Saudita y Rusia, trabados en una guerra por el precio del crudo, dominaron el mercado en semanas recientes, el desacuerdo de México era el elemento que desde el pasado jueves bloqueaba un acuerdo para reducir los volúmenes de producción.

México consideraba excesivo el esfuerzo exigido por el bloque de países para contener la producción, ya que el gobierno había empeñado recursos precisamente para fortalecer su capacidad productiva.

Finalmente, las partes llegaron a un acuerdo y la ministra mexicana de energía, Rocío Nahle, saludó en Twitter el acuerdo y agradeció el apoyo de los países que participaron de las conversaciones.

“El gran acuerdo petrolero con la OPEP está hecho. Esto salvará cientos de miles de empleos en el sector de la energía en Estados Unidos”, tuiteó por su parte el presidente estadounidense, Donald Trump.

Desde Moscú, el Kremlin también subrayó la “gran importancia” del acuerdo de los Países Productores de Petróleo (OPEP) y de sus socios, denominado OPEP+, destinado a sostener el descalabro de los precios y equilibrar el mercado.

Según un comunicado del Kremlin, Trump y Vladimir Putin “subrayaron una vez más la gran importancia del acuerdo del formato ‘OPEP+’ para recortar la producción de petróleo”. Ambos mandatarios también sostuvieron una conversación telefónica con el rey saudí Salmán. Sus países son los principales productores de crudo del mundo.

– Recortes considerados “históricos” –

A su vez, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo en televisión que con el acuerdo ya a partir del lunes “los precios petroleros se estabilizarán, el mercado petrolero se estabilizará y será la base para la recuperación financiera, comercial y económica” del mundo postpandemia.

En tanto, el ministro de petróleo de Kuwait, Khaled al-Fadhel, saludó en Twitter un “acuerdo histórico”.

Según Bjornar Tonhaugen, analista de Rystad Energy, “la OPEP+ logró hoy concluir un acuerdo histórico para realizar el mayor recorte de la producción de la historia”.

“Aunque los recortes de producción son inferiores a lo que necesitaba el mercado, lo peor se ha evitado por el momento” dijo su colega Magnus Nysveen.

La OPEP reanudó este domingo por videoconferencia la reunión que se inició el jueves con el cartel OPEP+ liderado por Rusia, segundo mayor productor mundial.

Esta reunión fue posible después de que Riad y Moscú pusieran término a la guerra de precios que libran desde la última conferencia del grupo, el 6 de marzo en Viena, Austria, sede de la OPEP.

“En mi opinión, las acciones [de Arabia Saudita, que aumentó su producción] fueron irracionales, pues un aumento en la extracción en pleno descenso de la demanda es algo irracional, también desde el punto de vista de la teoría económica”, había declarado el domingo el ministro ruso de Energía, Alexander Novak, citado por la agencia rusa TASS.

Hace unos meses el precio del barril rondaba los 60 dólares y ahora está por debajo de los 21 dólares.

Tras largas negociaciones, en la madrugada del viernes la OPEP y sus socios habían acordado, con excepción de México, reducir en mayo y junio la producción mundial de crudo en unos 10 millones de barriles diarios, según la OPEP.

(Visited 85 times, 1 visits today)