Escrito por: Gobierno

COVID-19: Home Office sin contagiarse en el intento

Ciudad de México (Juan Carlos Chávez / Energía Hoy).- En días pasados, la Secretaría de Salud a través del subsecretario Hugo López-Gatell, lanzó la iniciativa de la Jornada Nacional de Sana Distancia, que entre varias medidas incluye la realización de “home office” del 22 de marzo al 19 de abril de presente año, como parte de una estrategia de prevención ante la pandemia del COVID-19.
En el sector energético ya empezó a funcionar, ayer la Comisión Federal de Electricidad decidió inversiones para las centrales de Mérida y Baja California vía una videoconferencia. La sesión del Comité de Energía de Camexa, también se hizo en línea, y así poco a poco se toman medidas para evitar el contagio del Coronavirus.
De acuerdo con las autoridades sanitarias, esta suspensión de actividades no esenciales fuera de casa será a nivel nacional, y se limita a aquellas actividades que no merman sustancialmente el desempeño de las organizaciones públicas y privadas, ni los derechos de los usuarios. En lo posible, toda labor realizada en oficina deberá llevarse a cabo desde el hogar, para evitar aglomeraciones de personas en espacios cerrados, ayudando también a sortear desplazamientos de grandes distancias.
Las escuelas de educación pública ya se encuentran cerradas y así permanecerán hasta finales de abril próximo. Así también los eventos masivos están siendo cancelados o pospuestos hasta nuevo aviso, siguiendo con la Jornada Nacional de Sana Distancia, misma que sugiere la reprogramación de encuentros de más de 5 mil personas.
Algunas empresas adoptaron desde hace varios días la modalidad de trabajo en casa, y para ello se tienen algunas recomendaciones para realizar “home office” de una manera eficaz y realmente productiva.
Primeramente, la adecuación del área de trabajo es de gran relevancia. Si no se cuenta con un estudio de trabajo dentro del hogar, lo recomendable es elegir una estancia o cualquier lugar con el suficiente espacio para colocar un escritorio o mesa de trabajo de manera temporal, hasta debajo de una escalinata, pero con la entrada de luz natural o con iluminación artificial para alumbrar el sitio elegido. Lo ideal es adaptar un cuarto, para manipular la iluminación y tener un mayor aislamiento del ruido externo y, en lo futuro contar con este espacio para dicho fin.
Tener una ventilación adecuada es también vital, pues disponer de aire acondicionado o de ventanas ayuda a la concentración y sobre todo a evita crear focos de infección en espacios cerrados. Teniendo en cuenta esto, si no se adecúa una estancia para hacerla estudio, al menos el espacio para trabajar debería estar próximo a ventanas, o incluso en áreas exteriores como los jardines, puesto que el COVID-19 no viaja grandes distancias por aire.
Si bien ya no se debe cumplir con un horario de oficina, establecer los tiempos para trabajar es igualmente importante. Al estar en casa, los traslados no son necesarios por lo que despertar o dormirse más tarde de lo habitual se vuelve una constante. Por este motivo, la elección de un horario para hacer home office puede ser un elemento que coadyuve a la productividad de las personas. Ya sea para aprovechar la luz natural del día, o para reajustar las horas de comida y de sueño, elegir un horario y tener disciplina del mismo puede ser ventajoso en muchos sentidos.
La administración de los tiempos es crucial. Si se vive en compañía de otras personas, se debe delimitar la atención en los asuntos domésticos, así como en los laborales. Los familiares y amigos deberían conocer los horarios del home office, y ciertamente no se debe trabajar 24/7 por el mismo hecho de poder dedicar atención a la casa y a las tareas domésticas.
Ahora que más personas estarán un mayor tiempo en el hogar, y esto incluye a los niños que no asistirán a clase, el mantenimiento de las áreas comunes deberá asumirse con seriedad, con un estricto sentido de limpieza, son especial atención en aquellos lugares donde existan superficies metálicas, dado que el Coronavirus puede sobrevivir hasta 12 horas en este tipo de superficie.
La alimentación debe ser saludable en todo momento, sea en tiempo de pandemias o no; sin embargo, tener el estómago satisfecho ayuda a la concentración y al buen humor de quien realice home office, por lo que unos snacks y bocadillos siempre serán bien recibidos.
Además de estas sugerencias, es importante atender las medidas básicas de prevención impuestas por el sector salud, como un adecuado lavado de manos, saludos a distancia, evitar aglomeraciones de personas y el auto aislamiento si se sospecha de haber contraído del virus, avisando con antelación a las estancias médicas de una posible visita, para que los médicos estén preparados para el recibimiento de pacientes potenciales de Coronavirus.

(Visited 37 times, 1 visits today)
Compartir
Close