Alfonso Romo, el poderoso empresario político

Rostros de Poder

Edición Digital Energía Hoy, Marzo 2020

Sin duda el crecimiento de la economía nacional no ha sido el óptimo durante la presente administración. En 2018, el PIB creció a una tasa promedio de 2.0%, el más bajo registro desde 2013. Así también en 2019, la economía mexicana tuvo su primera contracción anual desde 2009, de acuerdo con estimaciones del INEGI.  Para 2020, la entrada en vigor del T-MEC promete un repunte de la actividad económica país.

El Gobierno Federal estableció el Gabinete de Crecimiento Económico, que busca fomentar las inversiones en México, con la participación tanto del sector público como del privado; que es encabezado por el actual Jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza, conocido como “la mano derecha del Presidente de México”.

Este prominente empresario, político y atleta olímpico, asesoró a Andrés Manuel López Obrador en sus aspiraciones presidenciales de 2012 y 2018. No obstante, Alfonso Romo también fue un detractor declarado del hoy Presiente de México y en el camino hacia el poder, cambió de idea.

La polémica se dio con la salida de Carlos Urzúa de la Secretaría de Hacienda en julio pasado, quien en su carta de renuncia alegaba la imposición de funcionarios faltos del conocimiento para ocupar posiciones en Gobierno, y quien después declararía: “Me cuesta entender el tipo de relación que tiene con el presidente. Ideológicamente, Romo es un hombre de extrema derecha”.

¿Cómo es que un personaje acusado de ser ideológicamente opuesto a los ideales de la llamada 4T ha llegado hasta este punto?, alguien que inclusive fue vinculado en su momento con el ex dictador de Chile, Augusto Pinochet, y con el líder de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, a quien le imputaron delitos de pedofilia.

Alfonso Romo nació un 8 de octubre de 1950 en la Ciudad de México, y la política siempre lo ha llevado en la sangre, puesto que el Presidente de México de 1911 a 1913, Francisco I. Madero, es su tío-bisabuelo. Los colegios católicos lo vieron formarse en sus primeros años, y tiempo después Alfonso Romo se recibió como Ingeniero Agrícola por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

Fue en este período en el que Alfonso Romo comenzó a vincularse con el grupo conservador católico Opus Dei y con la congregación Legionarios de Cristo. Por aquellos años también se unió en matrimonio con Maca Garza Lagüera y de esta manera pasó a formar parte de los Garza Sada, la familia de mayor prominencia social, política y económica en Nuevo León.

Su vida empresarial inició en 1987 cuando adquirió Cigarrera la Moderna, empresa que 10 años después vendería a British American Tobacco por mil 700 millones de dólares. En 1991 fundó Pulsar Internacional, firma con la que abarcaba distintos rubros como el de seguros, construcción, telemarketing, educación, biotecnología y producción de semillas, incursionado así en el sector energético y en 1993 organizó el Primer Seminario Internacional de Agronegocios.

Con Pulsar logró tener ventas superiores a los 2 mil millones de dólares. Tiempo después, su compañía avocada a la producción de semillas, Seminis, fue vendida a Monsanto.

Su gran talento para los negocios lo llevó a aparecer en la lista de los hombres más ricos del mundo de la revista Forbes, aunque no duró mucho en la misma tras la crisis fianciera de México suscitada en 1995.

En el 2000, The Wall Street Journal publicó un artículo en el que vinculaba a Alfonso Romo con el ex dictador chileno Augusto Pinochet, en donde el primero supuestamente recibió inversiones del segundo para potenciar el mercado de semillas.

Hoy es Presidente y Fundador de Grupo Savia, empresa del sector agroindustrial; de Grupo Plenus y también del grupo inmobiliario OMEGA. De igual Manera, Romo está al frente de Vector, una casa de bolsa independiente que es considerada como la más grande del país. Ha fungido también como Consejero para el Banco Mundial en Latinoamérica y el Caribe.

En cuanto a la política nacional, durante el período de Carlos Salinas de Gortari, Alfonso Romo forjó gran amistad con el entonces Presidente de México, generando grandes negocios.

En el 2000 tomó parte de manera activa durante los comicios electorales de ese año, apoyando al candidato por el PAN Vicente Fox Quezada, quien al final resultaría ganador de la contienda. Para 2006, se integró a la campaña de desprestigio contra el candidato del PRD de aquel momento, Andrés Manuel López Obrador, impulsando la creación de un nuevo partido político, Opción Ciudadana, precisamente para contrarrestar el avance de AMLO.

Sin embargo, 2011 conllevaría giros inesperados a su carrera política al sumarse a la propuesta de López Obrador, después de que este último le invitara a participar en su proyecto de nación, y de esta manera dejó de lado a la famosa “Mafia del Poder” que tanto criticó el candidato de izquierda durante toda su campaña electoral.

Es en este momento cuando Alfonso Romo se convierte en un vínculo permanente entre Andrés Manuel y la iniciativa privada. Se sumó a la campaña presidencial de AMLO en 2012, pero para la contienda de 2018, lo hizo bajo la designación de coordinador de Proyecto de Nación de MORENA.

Ahora como Jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo también preside el Gabinete de Crecimiento Económico, teniendo la encomienda de atraer inversiones del sector privado, tanto nacionales como foráneas, con una agenda apuntalada en el sector energético. Es él quien trabaja con la iniciativa privada para alcanzar acuerdos y emprender proyectos que propicien una economía sana en el país.

Sin lugar a dudas, Alfonso Romo hoy por hoy es un Rostro de Poder, quien tendrá en sus manos importantes decisiones para proyectar a México e impulsar la inversión en el sector energético con el Plan de Inversión en el Sector Energético.

 

(Visited 1,059 times, 3 visits today)