Escrito por: Electricidad

Red de CFE no está preparada para estaciones de carga de autos eléctricos

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hpoy).- La red de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aún no está lista para cubrirla demanda de energía de estaciones de carga para autos eléctricos, ni tiene el nivel de energía requerido por lo que es necesario trabajar con el gobierno para poder avanzar en la electrificación del parque vehicular del país, señaló Diego Ramírez Vicent, director de asuntos gubernamentales de Nissan México, quien reconoció que hoy en día la venta de autos eléctricos en México no es un negocio todavía.
Expuso que Nissan lleva cerca de siete años en esfuerzos para la introducción de vehículos eléctricos, pero la adopción es muy limitada en México comparada con la que hay a nivel mundial con 860 mil unidades y se prevé se puedan vender un millón al año para 2022 lo que sería un brinco exponencial, para eso “se necesita mucho esfuerzo y voluntad por parte de los gobiernos en muchas áreas, no solo por ímpetu ambiental que ya se tiene, sino que debe haber una serie de condiciones para que esto se dé en el futuro.”
Sostuvo que esto traerá muchos beneficios, no solo por el vehículo eléctrico sino por “todo el sistema de movilidad que está evolucionando con los vehículos autónomos, vehículos eléctricos que permitan identificar cómo está la red eléctrica, hacia dónde va uno, dónde hay demanda, dónde no.” 
Refirió que hay ejemplos muy claros para fomentar el uso de autos eléctricos como China donde los incentivos son altísimos, hay muchas ventajas que han permitido alcanzar una participación del 50 a 60 por ciento de vehículos eléctricos del parque vehicular, porque tiene todas las condiciones como es la infraestructura de recarga, incentivos por parte del gobierno y un poder adquisitivo a la par de los vehículos.
“En México estamos por debajo del uno por ciento de vehículos electrificados, hace falta políticas públicas principalmente para impulsar, incentivos fuertes para compra de vehículos.” Mencionó que en Estados Unidos o Europa puedes tener hasta 10 mil dólares de descuento en el vehículo, con lo que una unidad de 35 mil dólares te lo baja a 25 mil dólares con lo que ya estás compitiendo con autos de combustión interna.
Después está el tema de la infraestructura, México ya cuenta con estaciones de recarga en varias ciudades del país como Monterrey, Ciudad de México y Guadalajara, pero no se tiene un corredor eléctrico que te lleve fuera de estas ciudades.
Reconoció que “hoy en día la venta de autos eléctrico no es un negocio en México, nadie vende cargas públicas para los vehículos, los centros que hay son esfuerzos de las automotrices como Nissan, BMW, Tesla.” 
“Aún no son un modelo de negocio para las gasolineras tradicionales, cuando lo sea va a empezar a crecer la demanda, esto sí se dará en los próximos años en ciertos segmentos como el Premium que más rápido van a migrar a eléctricos o híbridos donde el precio no es tanto el tema.”
Otro factor que se requiere son políticas públicas, ese sentido, lamentó que “un problema que se tiene en México es la falta de visión de largo plazo. Muestra de ello es el estándar de eficiencia, hoy en día, estamos terminando con los modelos 2019 y empezamos a sacar los 2020, no tenemos regulación, no sabemos qué estándar de eficiencia necesita cumplir ese vehículo cuando estamos a paso de comercializar el siguiente modelo y eso para las automotrices es un problema.”
“Necesitamos que las regulaciones sean emitidas con por lo menos con cinco años de anticipación para hacer los ajustes con tiempo, antes de vender las unidades. De manera que empieza a haber un problema de regulaciones porque no se ponen de acuerdo la Ciudad de México y el resto del país.”
Ramírez Vicent, agregó que recientemente en el Programa Hoy No Circula se incluyen elementos de eficiencia que no están alineados con ninguna otra normativa federal, por lo que se vuelve un problema saber cómo adaptarse a posteriori a una regulación que ya tenemos, en lugar de tener una visión de largo plazo que realmente esté integrando por todos los sistemas de energía, porque –aparentemente- lo más fácil es regular a la industria automotriz, siendo que hay una serie de sectores que también debería regularse para lograr una mayor eficiencia en el uso de energía.
Destacó que a los vehículos eléctricos también hay que pensarlos como en una segunda utilidad, simplemente es darle autonomía al vehículo con baterías auxiliares para utilizarlos en casos de emergencia por catástrofes naturales, tal como ocurrió en Japón cuando con el tsunami, se utilizaron vehículos eléctricos para reestablecer la red.
Otro uso sería proveer de energía las casas, si cargas tu vehículo en las noches cuando la tarifa es más baja, y durante el día puedes usar la pila del propio vehículo para una serie de eficiencias; y en general usar la red y sobre todo pensando en vehículos autónomos que están conectados y los puedes controlar, decidir si cargas o nutres la casa de energía, o cargas en las oficinas, pero sobre todo usar la energía de una manera mucho más eficiente a lo que tenemos ahora.
Aún queda mucho por hacer, admite el directivo de Nissan Mexicana, “necesitamos adaptar todo, en particular pensando en las nuevas generaciones de vehículos eléctricos donde ya la demanda de energía es mucho mayor en un tiempo más reducido y la red de la CFE aún no está lista para esos tipos de estaciones de carga y los niveles de energía requeridos, hay que trabajar con el gobierno, es un reto muy importante para poder avanzar.”

(Visited 173 times, 1 visits today)
Compartir
Close