Escrito por: Eficiencia energética

Doce estrategias para intensificar la eficiencia energética global

Ciudad de Mexico (Yair Vega / Energia Hoy).- Con el fin de pasar a una transición asequible y manejable hacia un futuro de energía limpia el Consejo Europeo para una Economía Energéticamente Eficiente, el estadounidense Consejo para una Economía Eficiente en Energía, y la Alianza con sede en India para una Economía Eficiente en Energía, presentaron un informe con doce estrategias para intensificar la eficiencia energética a nivel global.

Las organizaciones están de acuerdo en que “se necesitan acciones urgentes” pues el crecimiento global en el uso de energía está superando en gran medida la descarbonización. En 2018 la Agencia Internacional de Energía informa que la intensidad de energía primaria, el cual es un indicador importante de cuánta energía usa la economía global, mejoró sólo un 1,2%, la tasa más lenta desde 2010.

Steve Nadel, director ejecutivo del Consejo Americano para una Economía Energéticamente Eficiente aseguró que esto se puede lograr mediante medidas ambiciosas en muchos niveles, incluida la investigación de la innovación, el apoyo financiero, una mejor comprensión del comportamiento del consumidor y los factores económicos, así como requisitos estrictos para el rendimiento del producto, el vehículo y el edificio.

La organizaciones también promueven principios, que incluyen la suficiencia energética y la economía circular, que respaldan las estrategias de eficiencia al igual que son importantes los múltiples beneficios de la energía y el trabajo constante para seguir el progreso.

A continuación te dejamos las 12 estrategias que ofrecen una cobertura integral de las políticas necesarias para brindar eficiencia en todo el mundo: 

  1. Los edificios y hogares: Que tengan un uso neto de energía cero, agua, desechos y carbono son una tendencia creciente en las regulaciones para nuevos edificios, pero no pueden suceder sin el soporte adecuado y las actualizaciones del código de construcción.
  2. Las modernizaciones de viviendas y edificios:  Estas son muy importantes ya que la mayoría de las viviendas y edificios comerciales que estarán en pie en 2050 ya se han construido, lo que hace que las modernizaciones de eficiencia sean críticamente importantes.
  3. La refrigeración es el uso final de más rápido crecimiento en los edificios, ya que su demanda de energía se triplicó entre 1990 y 2018. La refrigeración de baja energía es crucial para contrarrestar esa tendencia.
  4. Edificios inteligentes y hogares: Los sensores, controles automatizados y otro software inteligente pueden optimizar el uso de energía y reducirlo en un 15% o más si se aplica correctamente.
  5. La electrificación: El espacio y el calentamiento de agua a menudo pueden reducir el uso de energía y las emisiones en regiones con cargas sustanciales de calentamiento de espacio y agua.
  6. Los estándares de electrodomésticos y equipos: Ofrecen grandes ahorros. En Canadá, China, la Unión Europea y los Estados Unidos, los estándares de rendimiento energético de electrodomésticos y equipos ahora cubren más de 50 tipos de productos; Estas normas deberían actualizarse periódicamente y otros países deberían seguir su ejemplo.
  7. Eficiencia industrial: Según la Agencia Internacional de Energía, la intensidad energética general de fabricación podría mejorar en un 44% entre ahora y 2040 con un 70% del potencial de ahorro de energía en los sectores de fabricación menos intensivos en energía.
  8. Los vehículos: Éstos han aumentado sustancialmente la eficiencia energética en los últimos años, principalmente debido a los ambiciosos estándares de economía de combustible. Los vehículos eléctricos generalmente reducen el uso de energía y a menudo reducen las emisiones. Se necesitan estándares más ambiciosos. 
  9. Reducción de la distancia recorrida del vehículo y cambio modal: La mejora de la economía de combustible del vehículo no abordará adecuadamente el uso de energía a largo plazo en el sector del transporte si el crecimiento en la distancia recorrida por el vehículo no se controla.
  10. El sector de carga: Se puede ahorrar energía a través del cambio de modo, proporcionando transiciones sin interrupciones entre varios modos; la digitalización de la logística; “Corredores ecológicos” y el uso de arreglos de envío colaborativos para optimizar las cargas de los vehículos y evitar el transporte de carga vacío. La gestión mejorada de las cadenas de suministro también puede reducir y acortar los envíos de carga.
  11. Eficiencia de la aviación y viajes de larga distancia: El uso de energía y las emisiones están creciendo rápidamente en la aviación. El mayor acceso a trenes y reuniones virtuales puede ayudar a compensar esta tendencia. En la aviación, la mejora de los motores, la eficiencia operativa mediante el control del tráfico aéreo, las líneas aéreas y los pilotos, y las reducciones en la cantidad de viajes pueden reducir el uso y las emisiones de energía de la aviación en aproximadamente un 50%.
  12. Las nuevas tecnologías de red eléctrica: En este punto se pueden reducir las pérdidas de energía en la red (así como en hogares y edificios). Un mejor diseño de la red, una medición inteligente, la integración de la gestión del lado de la demanda y las intervenciones de respuesta a la demanda y los esfuerzos de prevención del robo pueden reducir aún más las pérdidas.

En algunos casos México ya ha tomado medidas, la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía, ha hecho programas para varios de las estrategias.

Puedes consultar el documento completo en esta liga https://bit.ly/2PjlZll y si gusta consultar nuestro especial de la CONUEE en el siguiente link https://bit.ly/2PiedrW 

(Visited 22 times, 1 visits today)
Compartir
Close