Escrito por: Empresas

Nuevas políticas y acciones en CFE ahorran 7,710 mdp: Manuel Bartlett

Ciudad de Mèxico (Iliana Chávez / Energía Hoy).- A pesar de las resistencias por un modelo de compras sin control de 30 años, que se prestaba a la corrupción y que se acentuó con la Reforma Energética, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) logró ahorros por 7 mil 710 millones de pesos. Otras acciones que ha instrumentado la empresa del Estado, son controles más estrictos en el manejo del presupuesto, el fortalecimiento de la  capacidad de generación, y la implementación de cambios estructurales y conceptuales al modelo de contrataciones.

En conferencia de medios, el director general de la CFE, Manuel Bartlett, presentó las nuevas políticas de la empresa como medidas anticorrupción y reingeniería de sus finanzas. Indicó que como parte de la revisión de la estructura interna de la CFE y de las medidas concretas que se están poniendo ya en operación y hemos tenido ya resultados muy positivos en el modelo de compras de la Comisión Federal de Electricidad. 

Al respecto, Miguel Alejandro López López, coordinador de Administración y Servicios de la CFE refirió que En junio pasado, el director solicitó un diagnóstico en torno al modelo de compras desde la propia conceptualización del modelo. 

Buscamos identificar fueron cuáles son las áreas de oportunidad en tres sentidos: La estructura orgánica del área contratante, la situación actual de las adquisiciones y el análisis de la normativa que regula a las compras de la CFE.

El diagnóstico reveló que en 2018 se llevó a cabo alrededor de 8 mil 800 procedimientos de adquisición de los cuales únicamente 3.2 por ciento se hizo en el área contratante del corporativo conocida como la Gerencia de Abastecimientos, el resto en las demás áreas contratante. La Gerencia de Abastecimientos controló cerca del 45 por ciento del monto, y el resto sin control en todas las demás áreas.

La Gerencia de Abastecimientos no contaba con herramientas técnicas ni conceptuales que le permitiera obtener las mejores condiciones del mercado; solicitaba cotizaciones a los proveedores que en la mayor parte de los casos estaban por encima de los precios promedio del mercado; no existía ninguna rigurosidad en la caracterización de las necesidades ni la programación de compras; la mayor parte de las compras se encuentran fragmentadas sin una planificación de las mismas.

Con la Reforma Energética y la idea de “darle autonomía a estas nuevas áreas, pues se dio la oportunidad de que fueran muchas las áreas contratantes del corporativo, las subáreas contratantes y que en un contexto de mucha corrupción, lo que tenemos es más corrupción, nada más que en todo el país.”

“Los pliegos de requisitos que se realizaban en los concursos estaban dirigidos a diversos proveedores, la información que es sensible y privilegiada para nosotros, está en permanente riesgo de filtración.” 

Los proveedores hacen cabildeo permanente. No hay ninguna política que regule la relación con los proveedores. Tenemos procesos aletargados. “Muchas veces salir a un concurso nos lleva mucho tiempo, nos toma muchas hojas de papel porque no tenemos nada sistematizado, nada automatizado. Y no se cuenta con personal calificado para el desempeño de las funciones relativas al análisis de mercado.”

“Análisis como el mercado de commodities, compramos cable y no sabemos cómo evoluciona el precio del cobre del mercado de futuros, no hacemos un análisis de proyecciones de precios, no hacemos un análisis de la concentración de mercados. Muchas veces se habla de: “¡Se adjudicó a tal empresa!”, pero no se cuestiona el por qué esos mercados se encuentran tan concentrados y con élites muy definidas.”

Bajo este escenario, el funcionario delineó las medidas que se tomarán para cambiar el modelo de compras: mecanismo de suministro simultáneo y a través de modificaciones al marco normativo, ya que el actual tiene muchas lagunas que permiten la corrupción. 

La creación de una Gerencia de Inteligencia de Mercados, que esté en permanente análisis del mercado de todos los elementos y mercancías que compra la CFE; nuevas áreas de supervisión y atención de proveedores; planificación de las compras a través del Programa Anual de Contrataciones; eficientar la contratación para fomentar la participación y competencia; establecer mayores controles; y una nueva metodología de los estudios de mercado. 

“Con todos los cambios que buscamos hacer este año logramos este ahorro a través de acceder a un mecanismo de subasta descendente que nos permitió tener mayores ahorros de los planteados en un precio máximo de contratación”, con base en metodología innovadora en los estudios de mercado. 

Los principales ahorros que hemos tenido han sido: ahorro en el servicio de arrendamiento de helicópteros del 13 por ciento, contratación del servicio de mantenimiento preventivo y correctivo del parque vehicular del 68.6 por ciento, adquisición de postes de luz de transmisión con un ahorro del 41 por ciento y adquisición de restauradores para la OPC distribución con un ahorro de 30.65 por ciento.

En otro orden de ideas, José Antonio Rojas Nieto, director de Finanzas de la CFE, señaló que gracias a la implementación de un control más estricto en el presupuesto y en las compras, la CFE espera cerrar el año con ingresos por 480 mil millones de pesos y se prevé que el balance financiero sea incluso mejor para la CFE, al cierre de 2020.   

Para lograr esto, la Dirección Corporativa de Finanzas se enfoca en fortalecer los recursos humanos del área de finanzas y en potenciar los procesos de generación. “Hemos tenido éxito en el programa de mantenimiento de centrales y ya pueden ofrecer mejores condiciones de energía eléctrica”, apuntó Rojas Nieto.  

Actualmente, las centrales de la CFE inyectan a la red eléctrica 54% de la energía generada en México, mientras que el resto es proporcionado por generadores externos. Para mantener este porcentaje, la CFE destinará los recursos necesarios para la creación de nuevas centrales generadoras.  

Al respecto, Bartlett Díaz señaló que la generación es el motor de la CFE, por lo que se fortalecerá “enormemente la capacidad de generación de la CFE. Y estamos en los mejores términos con las empresas, vamos a trabajar muchos años juntos en beneficio de la CFE.” 

Durante su participación, Miguel Reyes, director de CFEnergía, señaló que el acuerdo logrado con las empresas transportistas de gas es razonable y equilibrado, y permitirá transportar gas natural para la generación de electricidad y para el desarrollo del país. El ahorro de 4,500 millones de dólares, obtenido en la renegociación, equivale a la construcción de 5 nuevas centrales generadoras de energía eléctrica. 

Con el acuerdo, la CFE obtuvo tarifas niveladas, como se manejan en todo el mundo, y se logró garantizar por más años la provisión de gas natural. Además, a través de sus filiales CFEnergía y CFE Internacional, la CFE podrá comercializar 8,200 millones de pies cúbicos diarios de gas natural para la generación eléctrica y en beneficio de la industria nacional. 

Los siete gasoductos incluidos en las renegociaciones proveerán gas natural a 79 plantas de generación con lo que se podrá sustituir la generación de energía a base de combustóleo por generación a base de gas natural, un combustible más barato y amigable con el medio ambiente.

(Visited 396 times, 1 visits today)
Compartir
Close