Escrito por: Eficiencia energética

Urge legislar la eficiencia energética de los aires acondicionados: Iniciativa Climática de México

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hoy).- Ante las previsiones de triplicarse la demanda de aires acondicionados para 2050 en el mundo, y sobre todo en México y un aumento de 50 por ciento en la última década, es necesario avanzar en materia de legislación de eficiencia energética – tanto para el sector comercial como residencial-, ya que se trata de equipos que demandan una gran cantidad de energía eléctrica que se produce, principalmente, a partir de fuentes fósiles. 

Durante el Taller de “Eficiencia Energética en Equipos de Aire Acondicionado”, organizado por Iniciativa Climática de México (ICM), y donde participaron el Kigali Cooling Efficiency Programa (K-CEP) y el Lawrence Berkeley National Laboratory (LBNL), se expuso el panorama que prevalece en materia de aires acondicionados.

Indicaron que el crecimiento de las ciudades y el aumento en la densidad urbana han ocasionado que, el uso de equipos de acondicionamiento de aire aumente considerablemente. De acuerdo a datos de la Agencia Internacional de Energía (AIE), para 2050 la demanda de aires acondicionados se triplicará a nivel mundial.

Es cierto que los sistemas de aire acondicionado son una necesidad básica, que puede mejorar el nivel de vida de las personas; sin embargo, el uso de dichos equipos representa un impacto ambiental negativo, ya que demandan una gran cantidad de energía eléctrica que se produce, principalmente, a partir de fuentes fósiles. 

Además, durante su manufactura, operación y disposición, se presentan fugas de compuestos refrigerantes destructores de la capa de ozono y causantes del cambio climático. 

Datos de las organizaciones participantes en el taller indican que los equipos de aire acondicionado ocupan el segundo lugar de consumo de electricidad, sólo por debajo de la iluminación. En 2015 representó 8.9 por ciento de electricidad, es decir, 22.6 Teravatio-hora (TWh) del total de energía eléctrica generada; que se traduce en 10 millones de MtCO2e al año.

Monetariamente hablando, suministrar esta energía a los consumidores cuesta cerca de 75 mil millones de pesos anuales y más de la mitad de esta cantidad es pagada por el gobierno mediante subsidios, por ello es de vital importancia que en México exista una regulación adecuada y migrar al uso de equipos más eficientes y amigables con el medio ambiente.

Hoy en día, existen en el mercado equipos con un nivel de eficiencia de casi el doble con respecto a la eficiencia promedio de los equipos que actualmente están en uso, así que lo recomendable es sustituirlos y lograr ahorros acumulados de 39 TWh y 23 MtCO2e para el periodo 2019 – 2030, de acuerdo a estimaciones de la AIE.  

En México se aplican las normas NOM-023-ENER-2018 que hace referencia a aires acondicionados minisplit con tecnología on-off, y la NOM-026-ENER-2015 para aires acondicionados tipo minisplit con tecnología inverter, las cuales establecen los límites mínimos de eficiencia energética que deben contar los equipos vendidos en el país.

Con base en lo anterior, es evidente que una NOM que esté particularmente enfocada a aires acondicionados en el sector comercial puede traer beneficios ambientales y económicos. Por ello, se debe continuar, de manera acelerada, con la regulación de la eficiencia energética de los equipos en el sector comercial y avanzar, de manera significativa, en el cumplimiento de los acuerdos firmados a nivel internacional relacionados con la protección de la capa de ozono y con la mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero.

Además, de acuerdo con estimaciones iniciales del Lawrence Berkeley National Laboratory (LBNL), si en México existieran regulaciones similares a las de Estados Unidos, se podrían obtener ahorros por 400 millones de dólares adicionales a la reducción de los subsidios que también se obtendrían; mientras que la electricidad disminuiría a 4 TWh, lo que significa una reducción de 2.3 MtCO2e anuales. 

El sector de aires acondicionados comerciales grandes y medianos, junto con el residencial, consumen la mayor parte de la energía destinada al funcionamiento de éstos. A su vez, esta energía representó el 8.9%, es decir, (22.6 TWh) del total de energía eléctrica generada en 2015, causando un aproximado de 10 millones de MtCO2e al año. 

Tecnología inverter vs. on-off

Para el sector residencial, actualmente la tecnología que más se utiliza es la de mini-split, dentro de ésta, existe la tecnología on-off, que introduce picos de corriente cada vez que enciende el compresor para llegar a la temperatura deseada. 

Aunque, hoy en día, ya existe la tecnología inverter que es capaz de regular la velocidad del compresor con el mínimo necesario para alcanzar a mantener la temperatura deseada, sin encender y apagarlo con los cambios de temperatura. 

En un estudio llevado a cabo por el Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias (INEEL), junto con la empresa japonesa Daikin, gracias al uso de tecnología inverter, se llegaron a tener ahorros de consumo de energía hasta un 66.2% menor con respecto a la tecnología on-off.

(Visited 144 times, 1 visits today)
Compartir
Close