Escrito por: Electricidad

El mercado eléctrico, ¿cómo funciona?

Ciudad de México (Plataforma México, Clima y Energía / Especial / Energía Hoy).- El mercado de energía de corto plazo tiene como objetivo mandar señales de precio para incentivar la mejora de la eficiencia operativa de los generadores y es operado por el CENACE. En este mercado se hacen transacciones de compra y venta de energía y servicios conexos con base en los precios marginales locales de energía y precios zonales de servicios conexos. 

Para garantizar el cumplimiento de los objetivos que se plantearon en el nuevo mercado eléctrico, así como su correcto funcionamiento, era necesario definir los instrumentos con los que funcionaría. Con base en lo anterior, el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) se integró con los siguientes componentes: el mercado de energía de corto plazo, el mercado de balance de potencia, el mercado de certificados de energía limpia, la subasta de derechos financieros de transmisión y las subastas de mediano y largo plazo. 

Los usuarios calificados y los suministradores, en su modalidad de servicios calificados y servicios básicos, determinan la demanda, mientras que los generadores son los que hacen la oferta, la cual se determina por los costos variables de cada planta de generación. Es decir, en este mercado primero se asignan las plantas más eficientes, que normalmente son los proyectos de energía limpia y así sucesivamente hasta satisfacer la demanda. La última planta que es despachada es la que fija el precio marginal local, que se determina tomando en cuenta los costos variables y de mantenimiento. Este precio lo reciben todos los generadores, cuya energía fue aceptada independientemente de sus propios costos. 

El CENACE es la entidad encargada de verificar que los precios que los generadores ofrecen realmente estén basados en costos de generación, con el fin de evitar la manipulación de precios y garantizar un correcto funcionamiento de este mercado, el cual tiene tres modalidades: el mercado del día en adelanto, mercado de tiempo real y mercado de hora en adelanto. Los dos primeros se instrumentaron en una primera etapa, y se complementarán con el mercado de hora en adelanto en una segunda etapa. (quitar)

El Mercado de Balance de Potencia es anual y tiene como objetivo reflejar la escasez o exceso de capacidad disponible de generación a través de señales de precios, con el fin de que el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) vaya adquiriendo la capacidad disponible para suministrar energía en los periodos de mayor demanda en el año. 

En este mercado se realizan transacciones de compra y venta de potencia entre los generadores, cuya operación no cubre los compromisos contractuales, y las entidades responsables de carga (ERC) con contratos que no cubrieron los requerimientos reales de potencia con base en los requisitos establecidos por la CRE. También realizan transacciones con otros generadores y ERC que cuenten con excedentes. La disponibilidad de capacidad que un generador ofrece al mercado se basa en las 100 horas críticas del año anterior. A partir de 2018, se determinó que las 100 horas críticas corresponden a las 100 horas de menores reservas totales de generación en la zona de potencia. Para la operación del mercado se consideran 3 zonas de potencia: Sistema Interconectado Nacional, Sistema Interconectado de Baja California y Sistema Interconectado de Baja California Sur. 

El Mmercado de Certificados de Energía Limpia (CEL) surge como un mecanismo para incentivar la generación con base en energías limpias y con eso cumplir con las metas estipuladas en la Ley de Transición Energética (LTE). 

El CEL se define como un título emitido por la CRE, equivalente a 1 MWh, para acreditar la producción de un monto igual de energía eléctrica a partir de fuentes renovables o tecnologías limpias. Es un mecanismo que permite a los generadores de energía limpia obtener ingresos complementarios que le permiten cubrir todos sus costos.

Este mercado es operado por el CENACE y su objetivo es permitir a los sujetos obligados, en este caso los ERC (usuarios y suministradores con capacidad mayor a 1 MW), cumplir con las obligaciones anuales programadas por la Secretaría de Energía (SENER), mismas que se basan en las metas de la LTE. 

La SENER es la encargada de establecer los criterios para el otorgamiento y los requisitos para la adquisición de los CEL. Por otro lado, la CRE otorga los CEL, emite la regulación para validar la titularidad y verifica el cumplimiento de los requisitos. El periodo de vigencia de los CEL es de 20 años. 

El CENACE es la entidad responsable de operar las Subastas de los Derechos Financieros de Transmisión (DFT), cuyo objetivo es reducir el riesgo de la congestión en las redes eléctricas y cubrir al mercado para concretar contratos entre los distintos participantes del MEM. Las subastas de los DFT permiten a los interesados adquirirlos para administrar los riesgos derivados de la congestión del SEN y con esto mitigar los costos de la congestión de las redes de transmisión y distribución. Los titulares de los DFT tienen la obligación y el derecho de pagar o cobrar la diferencia de precio que resulte entre el nodo de origen, donde se inyecta la electricidad, y el nodo de destino, donde se recibe la electricidad. Un DFT equivale a 1 MWh y su costo se calcula con base en el componente de congestión marginal equivalente a los precios marginales locales. Los DFT pueden obtenerse de cuatro formas: subastas, DFT legados, contratos bilaterales y fondeo de expansión de la red. 

Finalmente, el CENACE también opera las Ssubastas en las que asigna contratos de mediano y largo plazo. En términos generales, las subastas tienen como objetivo generar certidumbre a los inversionistas para financiar proyectos de generación que requieren de un alto grado de seguridad sobre los ingresos. En el mecanismo de las subastas, los compradores presentan sus ofertas de compra y los vendedores presentan sus ofertas de venta; el CENACE publica las ofertas ganadoras para realizar los contratos. (quitar) Las subastas de largo plazo tienen una vigencia de 15 años y permiten a los inversionistas tener contratos para la venta de productos durante una buena parte de la vida útil del proyecto. Los participantes pueden hacer ofertas de compra y venta de tres distintos productos: energía, potencial y CEL. En las subastas de mediano plazo, los contratos vinculados a estas subastas tienen una vigencia de tres años y los productos que se subastan son energía y potencia.

Figura 1. Estructura del Mercado Eléctrico Mayorista

Fuente: Elaboración propia

(Visited 95 times, 3 visits today)
Compartir
Close