Escrito por: Petróleo

México necesita replantear política en materia petrolera

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hoy).- México necesita replantear la política en materia petrolera, la cual no solo debe depender de Petróleos Mexicanos (Pemex), aseguró Gonzalo Monrroy, director de GMEC. Sostuvo que el país debe apostar a los proyectos rentables y  canalizar los recursos a  la inversión y no tanto al gasto.
Aseguró a Energía Hoy que hay muchas oportunidades solamente que depende cómo se conciben, cómo se hagan las cosas. La política que trae este gobierno es básicamente que está apostando a que es más dinero, más dinero, más y más, sí vemos por ejemplo los planes que mostraron en Campeche acerca de la producción petrolera, pues es simplemente una gran inversión sobre todo en perforación y reparación de pozos.
“El problema de esa estrategia es de que estamos hablando en función de gasto, no de inversión puede ser que ha esos pozos le están metiendo mucho dinero, pero si no tiene la producción o el factor de recuperación adecuado pues simplemente vamos a perder dinero, eso fue exactamente lo que nos pasó en Chicontepec, es el riego de hacer mal las cosas.”
¿Dónde hay posibilidad? “Replanteando de muchas formas, ver cuáles son los proyectos que tienen la viabilidad técnica, económica, un potencial interesante, hay por ejemplo en términos de cosas futuras que Pemex tiene en sus asignaciones, las primeras que salen brincando son todas las potenciales en exploración de aguas profundas.”
Otra que es interesantísima es revisar las asignaciones para recursos no convencionales. “La inversión es totalmente inútil sino genera actividad y la actividad sólo se genera si tenemos proyectos rentables, es ahí donde justamente ha cambiado.”
En ese sentido, consideró que la participación de la iniciativa privada en el sector no debe descartarse, al final de cuentas se necesita “más actividad no importa quién la haga si Pemex o los privados, más actividad genera más riqueza, más renta para el Estado, en el momento que aprendamos eso de que la riqueza es riqueza a final de cuentas es justamente esto.”
Y si lo haces con el sector privado no pierdes soberanía, y un ejemplo claro ha sido el desabasto de gasolinas por el combate al huachicol. “Eso fue un problema de Pemex, porque lo que tienen las empresas privadas es que desarrollan sus propias cadenas de suministro y ellos no sufrieron. Gracias a Exxon Móbil no cayó Querétaro, no cayó Aguascalientes, San Luis Potosí, incluso en alguna parte ya menor Monterrey”.
Ellos tenían su propia cadena suministro y de almacenamiento, de transporte con terceros, no tiene que ser propio (de Pemex), “a los mexicanos y a la gente en cualquier parte del mundo no le importa si viene de una empresa privada o extranjera”, no les importa en muchos casos la razón del desabasto y tampoco creo que les importe tanto si es cara o barata, “la energía más cara es la que no se tiene y eso fue lo que nos demostró la fragilidad de Pemex.”
Ahorita por ejemplo cómo reconciliamos que le quieran meter 2500 millones de dólares a una refinería que no se necesita, cuando solamente le presupuestaron 150 millones de dólares a ductos y terminales de almacenamiento. Y todavía el día de hoy no hemos resuelto bien el problema del desabasto, aunque tenemos pipas y, como ya dijo el presente López Obrador a la hora que regresamos a los ductos pues ya no las vamos a necesitar.
En este escenario de complejidad de la industria, pero también de lo que es Pemex, hay que hacer trabajos simultáneos en diferentes capas, la financiera en Pemex es vital por el lado de las calificadoras y el grado de inversión que puede mantenerse o bajar lo cual no es bueno, eso le encarece a Pemex y le reduce las opciones.
“El segundo es cómo le hacemos para que sea una empresa más eficiente, y ahí tenemos que hablar claramente de cuánta gente del sindicato debe irse, tiene 4 veces la nómina comparada con empresas de su similar tamaño, esto nos ponen en riesgo a todos, tenemos 63,000 millones de dólares tan sólo en pasivos laborales.”
También se debe replantear el trabajo de Pemex con las comunidades y los daños ambientales causados por la empresa, por operaciones previas que no tienen a lo mejor registro o simplemente terminas un riesgo no sólo de ambiental social y seguridad nacional. Una muestra fue la tragedia que pasó en Hidalgo que puede ocurrir en diferentes partes de la República, cómo prevenimos, cómo cuidamos a la población.
Otro es el perfil operativo, si por alguna extraña razón, que puede ser desde causas naturales un sismo, un temblor, la temporada huracanes, tardan en llegar los equipos, los fierros, los materiales. Todos esos planes y metas empiezan acumular sobre el tiempo, no va a ser lo mismo que produzcamos 1.8 millones a estar por debajo de eso y perdiendo terreno, más cuando estamos construyendo o vamos a construir una refinería, que va a empezar a requerir recursos financieros, ahogando otras partes complicadas.
Hay un elemento importante, de los intangibles pero con un gran efecto y es el liderazgo que en la reunión de Nueva York con los inversionistas fue un fiasco, no se logró dar un mensaje coherente de competencia de que saben de lo que se trata este negocio, eso siempre había sido el garante.
Ahorita no está esa credibilidad para salir y vender estos planes y si tienen sentido alguno, “de otra forma no importa las presentaciones que hagan, cuántas horas y días se avientan de mañaneras, simplemente nadie les va a prestar dinero y si Pemex no tiene acceso a capital es cuestión de tiempo para que México no tenga acceso al capital.”
Para el director de GMEC, “todo es incierto, los resultados obtenidos hasta ahora son prometedores, pero muy incipientes, apenas se van a empezar a perforar los de aguas profundas.” Los hallazgos de empresas extranjeras es una cosa muy buena, es de aplaudirse, pero eventualmente tenemos que ir haciéndonos a la idea de proyectos que van a salir vacíos, y no van a ser viables, se van a vender, y eso no significa una traición a la patria o algo, es la realidad de la industria petrolera y eso ocurre todos los días, en todas partes del mundo, es parte del negocio.
Por otro lado, comentó que también debe tomarse en cuenta el potencial en aguas profundas y lutitas. México tiene según los reportes el octavo recurso más grande del mundo de petróleo y el sexto de gas donde el mejor ejemplo es Estados Unidos porque Estados Unidos, pero también hay ejemplo de país emergente como nosotros:
Argentina hace 2 años importaba de 350 o 400 millones de pies cúbicos diarios de gas natural licuado, estaba una discusión enorme en términos de los precios, de los subsidios que tenían, de cómo esto no jalaba bien, viene la nueva administración y empiezan a tener un plan, y a traer empresas privadas, experiencia y tecnología importada literalmente y dejaron operar, el estado argentino no perdía dinero si jalaba o no.
Ahorita te das cuenta que para finales de este año Argentina va a ser un exportador de gas natural, en 3 años logró dar la vuelta, eso México teniendo la cercanía (Estados Unidos) de la cultura petrolera, de nuevo la cercanía no es poca cosa porque tenemos acceso a las empresas de servicio que ya saben cómo hacerlo, los materiales, experiencia, el manejo, ya lo tenemos.
Sin embargo, por “decisiones” no se esté dando el análisis de cómo podemos echar andar todo este plan de revertir el retroceso, ojalá que pronto se den cuenta que la salvación está ahí. Y que establecer una estrategia en esta materia puede ser con Pemex y ciertos mecanismos viables, o sin la empresa del Estado y determinar cómo atraemos esas nuevas inversiones, esa tecnología y cómo ser competitivos.
El especialista también manifestó su preocupación por la nueva disposición de que todos los que trabajan en empresas filiales o que tenga participación accionaria en Pemex van a ser sujetos a esta parte de confidencialidad y no podrán trabajar en la industria por 10 años.
Qué vamos hacer con las asociaciones que tienen con BHP, Ecopetrol, con DEA, la gente que se vaya esos proyectos ya no va a poder trabajar en 10 años en la industria, ¡quién carambas va a querer entrar!, si ahí es donde vamos a meter a nuestros mejores técnicos para que esos proyectos jalen, “vamos a limitar la carrera de nuestros mejores cuadros técnicos, eso es una muy mala noticia para el propio Pemex.”
Finalmente, señaló que “realmente termina siendo una cuestión de que tan rápido pueden aprender y reconocer (el nuevo gobierno), sobre todo reconocer el potencial que tiene México, un potencial muchísimo más grande que Pemex y que no podemos tener atado el país y mientras Pemex aprende hacer cosas bien. El país es mucho más grande que eso.”

(Visited 43 times, 1 visits today)
Compartir
Close