Escrito por: Empresas

Cuatro retos de la CFE: inversión, operación, regulación y tarifas

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hoy).- Las necesidades de inversión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) hoy es mayor que la histórica, y es mayor por el cambio estructural en el que se encuentra de ajuste, por la necesidad de reemplazar sus plantas de generación, así como de convertir en una empresa altamente digital, señaló Pablo Ordorica Leñero, Socio Senior para Energía de McKinsey, quien advirtió que no canalizar los recursos que requiere la empresa, será como lanzarla a un pozo sin salvavidas y con un yunque, y con un costo que al final pagaremos todos.
Durante su participación en el foro Energy Mexico 2019, dijo que la CFE enfrenta cuatro retos: regulatorios, transicionales, corporativos y competitivos. En el primero, la más afectada por la incertidumbre en materia regulatoria no son los consumidores, sino la CFE como empresa y citó como ejemplo dos hechos preocupantes: la suspensión de la cuarta subasta de largo plazo, donde la CFE era ejemplo internacional del éxito por sus bajos precios; y la suspensión de la Línea de Transmisión Directa del Istmo para sacar energía de los proyectos eólicos, principalmente.
En cuanto a los retos transicionales, señaló que la estructura tarifaria no es suficiente para cubrir el costo de capital asociado a las inversiones, sino para pagar el gasto de operación. “Es común que se tengan subsidios cruzados, hay que atender ese problema, CFE tendrá déficit distrayendo recursos de inversión o deberá esperar a que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público le adelante dinero”.
En los retos corporativos está la urgencia de consolidar el nuevo modelo operativo (9EPs y 5 EFs); tener suficiencia de capital y garantías para atraer socios para nuevas plantas o proyectos de generación; mantener y atraer recursos humanos de alta calidad; y atender el pasivo laboral.
Respecto a los retos competitivos se ubica la necesidad de optimizar el costo y suministro confiable de combustibles, en particular de gas natural; la reducción de costos de generación; establecer nuevos negocios de comercialización de combustibles y desarrollar negocios complementarios; y avanzar en la estrategia de digitalización e innovación.
El experto destacó que “Más de la mitad del parque de generación de la CFE tiene más de 50 años, y por las condiciones de transición tiene más de 30 centrales que están apagadas, pero que no puede sacar de sus libros porque están comprometidos en contratos de potencia del régimen legado”.
De ahí que los recursos que requiere de la CFE sean tan altos, porque “la antigüedad de las plantas de generación y sus deficiencias térmicas, plantas con altos costos estructurales deben ser reemplazadas por plantas más modernas y en esta industria en donde el costo de generación ha caído vertiginosamente la necesidad de reemplazar el parque de generación de la CFE es imperioso, y eso requiere capital. Las asociaciones te ayudan, van a paliar parte del capital que requieres.”
Hasta ahora, dijo el Socio Senior para Energía de McKinsey, no se sabe si se ha contemplado destinar un presupuesto para cambiar de manera acelerada para hacer competitivas a CFE, de otra manera están la están aventando al pozo no solo sin salvavidas sino con un yunque y eso tendrá un costo para todos nosotros.
“No sabemos si el gobierno entiende que o se cambia la estructura de generación o los costos promedio de la CFE serán muy altos, si el gobierno pretende lejos de invertir en nuevas capacidades para CFE poner en marcha estas unidades o centrales que están paradas que son las de mayor costo, las más ineficientes, ya no digamos en materia de contaminación que sería el escándalo.”
“Pensando que echar a andar estos activos en beneficio de la empresa y el país, lo único que está haciendo es perpetuando la incapacidad de competir de la CFE y como lo hemos visto en el caso petrolero, la realidad te acaba alcanzando”.
Alertó que “si no se dan a recursos para que la CFE cambie su base de costos de generación CFE será un jugador de muy alto costo y si es el operador marginal de energía, habrá en momentos pico con mayores costos para los consumidores.”
Finalmente, Ordorica Leñero comentó que “espanta que nuevo gobierno no haya autorizado presupuesto ni para equipo de cómputo, por considerar que es un gasto”, cuando “es imperativo que CFE se convierta en una empresa altamente digital.”

(Visited 198 times, 1 visits today)
Compartir
Close