Escrito por: Gobierno

AMLO anuncia auditoría técnica-administrativa a la CFE

El residente Andrés Manuel López Obrador, anunció que no habrá más cierre ni desmantelamiento de plantas generadoras de electricidad de la CFE. Advirtió que se revisarán las concesiones y acabar con la corrupción.
Durante la presentación del Programa Nacional de Electricidad y dirigirse a los trabajadores, técnicos y directivos de la CFE, en Raudales Malpaso, Chiapas, señaló que “hemos iniciado la cuarta transformación de la vida pública del país y se decidió dar a conocer aquí los lineamientos generales en política de generación de energía eléctrica, en Malpaso, en esta importante hidroeléctrica del Río Grijalva, estamos iniciando una etapa nueva, no se trata de un nuevo gobierno sino de un cambio de régimen, una transformación, no es más de los mismo”.
Esta cuarta transformación es dar por terminado el periodo neoliberal, los 36 años de política económica neoliberal, con un modelo económico fallido que generó el problema de inseguridad y violencia. En esta nueva etapa irá hacia el logro del más crecimiento económico con estabilidad macro financiero, sin inflación, sin devaluación, sin seguir endeudando al país.
López Obrador señaló que al gobierno anterior no les dio tiempo de vender todo, “y con lo que nos dejaron vamos a rescatar a nuestro país, miren lo extraordinario que no hayan podido privatizar las 60 hidroeléctricas, ni las líneas de transmisión de la CFE que son de la nación, lo mismo aplica para Pemex, entregaron 20 por ciento potencial en contratos, y con lo que dejaron sacaremos a la industria petrolera adelante”.
“Nuestra propuesta para aumentar la generación de energía, incluye primero acabar con la corrupción y con la impunidad, porque en el neoliberalismo significó un programa de desmantelamiento de la CFE de cerrar las plantas para darle preferencia a las empresas extranjeras que venden la energía eléctrica a la CFE, quedarse con el mercado”.
Esto comenzó con la reforma a una ley secundaria de 1992, refirió el Ejecutivo Federal, con lo que empezaron a entregar las concesiones a particulares y éramos entonces autosuficientes, y ahora se tiene que comprar la mitad de la electricidad a precios elevadísimos.
Sin embargo, sentenció, “todo lo vamos a revisar”, el subsidio que se destina a las tarifas eléctricas no es para el consumidor sino para las empresas particulares, esto no sucede en el mundo, una cosa es comprar energía y otra que además se les dé un subsidio eso se va terminar. Va a corresponder a los directivos, a los técnicos y a la CFE hacer una revisión, una auditoría técnica-administrativa a la CFE.
Y vamos a ahorrar, seremos un gobierno austero, y por eso habrá presupuesto para invertir, la CFE tendrá presupuesto para invertir en 2019, vamos a destinar ese recurso a lo que mejor convenga, a lo que sea más eficaz, todo lo que se dé de manera a la inversión pública a la CFE debe aplicarse bien y dar buenos resultados, tenemos que llamar a los técnicos, a los especialistas, a los trabajadores en activo y jubilados que tienen también mucha experiencia a que nos ayuden.
Reconoció que en el corto plazo no se podrá revertir de la dependencia de la compra de energía eléctrica, “pero ya tenemos elaborado un plan para ir hacia la autosuficiencia como era antes, que esta empresa pública ejemplar abastecía a todo el país, eso es lo que debemos pensar y en el camino se va generando la competencia para que a quienes se les compra la energía les digamos vamos a competir y nos tienes que bajar los precios”.
“Hay que pensar en la modernización como opción las hidroeléctricas, el sistema de turbinas para utilizar toda esta infraestructura, sería muy difícil pensar en construir nuevas hidroeléctricas, ya es mucha la oposición, en la mayoría de casos por justicia en otras por intereses, ya no se puede construir, es muy complejo, hay mucha oposición de ambientalista y de quienes no quieren que se fortalezca la empresa pública”.
Tenemos toda la infraestructura que hicieron los gobernantes de la época posrevolucionaria, vamos a aprovecharla y a modernizarla, para “frenar el desmantelamiento, no se cerrará una sola planta más, se acaba la política de cerrar las plantas de generación de energía eléctrica de la CFE”, las hidroeléctricas y todas las plantas operarán a toda su capacidad.
Si hay competencia y libre mercado de quienes se encargan de la distribución de la energía, actuarán con rectitud y de manera pareja, sin preferencia a las empresas privadas, concluyó.

(Visited 70 times, 1 visits today)
Compartir
Close