Escrito por: Opinión

La ruta de la gasificación del país 

Lorena Patterson, Presidenta de AMGN y Directora de Relaciones Institucionales de Transcanada

Desde 1930, el gas natural ya había llegado a Monterrey, y con ello la industrialización que impulsó su economía. Después de casi 90 años, el país aún trabaja para gasificar y llevar este combustible a la mayor parte de la población, y con ello, generar múltiples beneficios.  

 Los cambios constitucionales de 2013 abrieron oportunidades para impulsar la construcción de infraestructura energética, principalmente gasoductos. El reto es muy importante, porque esta infraestructura  permitirá al país aprovechar los precios más económicos del mundo, a pesar de la baja en la producción nacional. 
En los últimos 5 años se comprometió la construcción de más de 7 mil kilómetros de nuevos ductos, mismos que se han venido desarrollando para llevar gas natural a los estados, municipios y zonas que anteriormente no contaban con el suministro. 
 ¿Qué sigue? 
Lograr la gasificación del país requiere de coordinación entre el sector privado y todos los niveles del gobierno. Si bien ya hubo avances en el transporte de gas natural para usos industriales, aún existen ventanas de oportunidad en la cadena de valor, como la distribución por ductos y el uso del gas natural vehicular. En el país, la leña sigue siendo utilizada como combustible en 14% de los hogares mexicanos, mientras que gas natural suma solamente el 7%.  
 Atender a la pobreza energética en cualquier país es importante para lograr desarrollo en todos los segmentos de la sociedad, y estas cifras nos demuestran el tamaño del reto nacional.  
En la industria del gas natural estamos convencidos de los beneficios que ha traído la reforma energética. Vemos en este cambio de gobierno una oportunidad para evaluar los resultados del sector y mejorar los aspectos que permitan el desarrollo de las actividades de gas natural en favor de la sociedad.  
 Si bien, hay procedimientos y disposiciones que deben ser revisadas, como fomentar piso parejo para todos los jugadores haciendo que la regulación sea equitativa, pragmática, y consistente entre reguladores, municipios y estados, como industria estamos a favor de leyes que propicien la competencia abierta entre inversionistas. 
En AMGN buscamos colaborar con el gobierno para atender la urgente necesidad de reducir la pobreza energética, trabajando con los más altos estándares internacionales. Para lograrlo, será primordial evitar la duplicidad de trámites y agencias gubernamentales que provoquen el retraso de los proyectos. 
 México tiene una gran oportunidad de crecimiento económico. Estamos convencidos de que el gas natural jugará un papel preponderante en un futuro más próspero e equitativo para todos.

(Visited 50 times, 1 visits today)
Compartir
Close