Escrito por: Petróleo

Negocios del sector hidrocarburos se trasladan a otras zonas de México

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hoy).- El desarrollo de la industria de hidrocarburos en los próximos 20 años, implicará la transformación del mapa geográfico tradicional de México del sureste al noreste del país y hacia aguas profundas, ya que se detonará la exploración, explotación, extracción y producción de gas natural, la cual tendrá los mismos niveles que el petróleo, señaló  Héctor Moreira Rodríguez, comisionado de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).
Al hacer un panorama sobre el futuro del sector energético del país, indicó que en 1960 el petróleo se convirtió en la primera fuente de energía en el planeta, y aunque actualmente estamos viendo su declinación todavía será clave en la economía.
¿Qué va a pasar? Nadie lo sabe pero estas son las mejores predicciones: “el consumo del petróleo se va a estabilizar y el consumo de gas  natural para el 2040 va a ser del mismo tamaño que la industria petrolera, es decir, en 20 años más estarán en el mismo nivel el gas natural y el petróleo”.
“Las renovables van a crecer 200 por ciento, 500 por ciento, 2000 por ciento, pero en realidad será un avance reducido y para 2040 no alcanzará el tamaño del petróleo, estamos entrando a una época donde los hidrocarburos van a cambiar su composición, vamos a seguir explorando, produciendo pero cada vez más será el gas, esa será el área de mayor crecimiento”.

En el transporte el uso de gas natural, en el uso  industrial cada vez se usará menos carbón y en la parte de generación de electricidad estará el gas natural y las renovables.

Necesitamos la red de distribución, precio y disponibilidad del gas natural y más eficiencia en la parte solar y eólica estabilidad, algo que sí es limitante de renovables es el almacenamiento de energía, que hoy por hoy no se ha podido desarrollar como se necesita.
México dónde está en la parte geopolítica la ganan las naciones que aprovechan bien sus recursos y tecnología, México tiene en primer lugar muchos recursos de petróleo, pero tenemos mucho más gas que petróleo, somos una nación gasera y ya no tanto petrolera. El petróleo mexicano ocupa el lugar 18 en el mundo, pero en gas somos el número 6,  “una sociedad que requiere más gas natural una sociedad más adaptada”.
Detalló que la mayor parte de los recursos que tiene México de gas y petróleo son no convencionales por lo cual implicará cambiar toda la tecnología, porque nuestros recursos son diferentes.
Además, “se está haciendo mucha investigación en la parte de no convencionales y cada acción para que los no convencionales cada vez sean más eficiente  y más seguro y aparentemente vamos despacito, pero debe seguir creciendo a buen ritmo”.
Además estamos en un  proceso en que las licitaciones petroleras van rápido y van a producir un crecimiento muy grande en toda la  estructura petrolera y de hidrocarburos en el planeta.

Para 2030 vamos a reducir el uso de gasolinas en 40 por ciento porque muchos autos serán sustituidos por unidades eléctricas más eficientes y cada vez más ligeras. El consumo de gasolina no va a crecer en México.

En contraste el consumo de gas aumentará 50 por ciento. Mientras, el consumo de electricidad se incrementará 70 por ciento, por lo que las plantas de generación de electricidad deberán duplicarse así como las líneas de transmisión, todo esto llevará a un país con una infraestructura energética diferente.
El petróleo mexicano se encuentra en cada una de las áreas petroleras del país: Tampico-Misantla Sureste, Golfo de México, Veracruz, Burgos, Sabinas, Burro, y Picachos.
Indicó que los recursos prospectivos de convencionales se concentran en el sureste del país y en aguas profundas por lo que en el futuro debemos estar en el sureste; y si en este momento le ponemos todo el fuerzo para desarrollar estas áreas la dirección es Tampico-Misantla.
Sin embargo, hay un cambio, es decir, de lo tradicional que ha sido el sureste, hacia aguas profundas en el mediano plazo, pero también a largo plazo en Tampico Misantla, que requiere tecnología diferente, donde no se ha explotado porque no tenemos la tecnología. Entonces 41 por ciento de todo el petróleo del país está en esa área Tampico-Misantla.
¿Dónde está el gas? De acuerdo con las reservas de 1p, 2p y 3p el primer problema que tenemos es el sureste que es el más grande que tiene 7 mil, 10 mil, 14 mil, si nosotros vemos el tiempo digamos más inmediato, dónde tenemos que estar es en aguas profundas.
“En convencionales más de la mitad está en aguas profundas, y si decimos vamos a darle con todo a la parte de no convencional o la suma de los dos, dónde está la mayor parte de gas en nuestro país es en el noreste: Burgos-Salinas-Burro-Picacho, de manera que la industria de gas se desarrollará en el noreste del país”.
“Entonces nos vamos a mover de un desarrollo del sureste a noreste del país en los próximos 30 años, ahí es donde estará el  gran crecimiento, de más futuro”, sostuvo Moreira Rodríguez.

El comisionado de la CNH también habló de la industria petroquímica, de la que falsamente se dice  viene del petróleo, porque gran parte deriva del etano que viene con el gas natural, así como también el butano y el propano, estos precursores petroquímicos se encuentra en el Golfo Profundo, Burgos y Sabinas, es decir, del sureste hacia el norte.

En ese sentido, consideró que las plantas petroquímicas deberían estar en Altamira y no en Coatzacoalcos. Esto es muy importante para CNH que busca abrir áreas nuevas donde se va desarrollar la industria petroquímica nacional en el futuro, por lo que las licitaciones están encaminadas hacia el noreste lo cual implica sacar subastas en aguas profundas y el noreste Burgos y Sabinas.
Bajo este panorama “los grandes retos nacionales para petróleo y gas es irnos a Tampico-Misantla Burgos-Sabinas, y sobre todo a aguas profundas; otro desafío será desarrollar la tecnología para los recursos no convencionales y fortalecer la industria petroquímica en Tampico-Misantla-Burgos.

(Visited 15 times, 1 visits today)
Compartir

Close