Escrito por: Gobierno

Sólo órganos reguladores podrán rescindir contratos: Sener

Cancún, Quintana Roo, (Iliana Chávez / Energía Hoy).- Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Secretaría de Energía (Sener), aseguró que sólo la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE), en su papel de órganos reguladores, son los únicos que podrían rescindir algún proyecto energético y, de darse el caso, las empresas tendrían derecho al sistema de protección de garantías o al arbitraje internacional.
Al término de la inauguración del World Forum on Energy Regulation, declaró a los medios de comunicación que la certeza de los contratos hacia un cambio de gobierno se sostienen por su misma solidez y a que “México ya no es país de un sólo hombre”.
“Son contratos muy sólidos, muy vulnerables que no están sujetos a los vaivenes de la política o cambios de Gobierno”,  y fueron otorgados en subastas realizadas con los más altos estándares internacionales de transparencia. Por ello, son contratos que “no los puede rescindir el titular del poder Ejecutivo federal, quienquiera que sea. Solo lo puede hacer el órgano regulador que tiene la autonomía técnica y de gestión”.

Las subastas petroleras no se van a detener en lo que resta del actual sexenio, porque sería una pérdida para las diferentes regiones del país en materia de empleos, inversión y declinación de la producción de petróleo y gas: Pedro Joaquín Coldwell

Además, “la revisión administrativa sólo la puede ejercer el órgano regulador por las causas graves establecidas en ley o la rescisión contractual por las causas graves establecidas en el contrato”. En ambos casos, si el acto fuera considerado arbitrario y no hubiera una causa fructífera, las empresas tendrían derecho a un sistema de protección de garantías judicial mexicano o en su caso al arbitraje internacional”.
Planteó que en caso de que se pretendiera echar para atrás todos estos avances tan solo para lograr una rescisión contractual se tendría que dar lugar a un arbitraje internacional, cuyo árbitro es determinado por la Secretaría General de la Corte y Arbitraje de la Haya.
El procedimiento, explicó, se sujeta al Reglamento Derecho Mercantil internacional de la Organización de las Naciones Unidas, aseveró. Insistió en que se trata de contratos muy sólidos y agregó que México ya no es un país de un solo hombre por lo que estas decisiones competen a los órganos reguladores que son integrados por comisionados que nombró el Senado de la República, lo que le da un alto grado de institucionalización y certeza.
El titular de la Sener también subrayó que las subastas petroleras no se van a detener en lo que resta del actual sexenio, porque sería una pérdida para las diferentes regiones del país en materia de empleos, inversión y declinación de la producción de petróleo y gas. “Parar las subastas petroleras sería llevar a México a ser más dependiente de las importaciones, sobre todo de gas”.
Joaquín Coldwell aseguró que las subastas eléctricas “también van a continuar” ya que están generando en el país una revolución verde con energías limpias, lo que a la larga es una de las mayores aportaciones de la reforma energética. Gracias a ello, en los próximos años México contará en los próximos años con energía eléctrica más limpia a precios más competitivos, por ello, insistió, pretender cancelar todo esto sería absurdo.
En ese sentido, sostuvo que “el país dio un gran cambio energético y sería un paso gigantesco hacia atrás regresar al viejo modelo cerrado que nos llevó a una situación de falta de inversión y declinación de la producción de petróleo y gas”.
Tanto en hidrocarburos como en electricidad, ahora tenemos un modelo competitivo y abierto, contamos con un Estado que fija y regula la política energética para garantizar equidad, transparencia, institucionalidad y el correcto funcionamiento de los mercados, aseguró el Secretario de Energía.
Agregó que para tal efecto, se fortalecieron y crearon organismos reguladores, dotados de atribuciones legales para normar los distintos procesos, conforme a las mejores prácticas internacionales y observando principios de transparencia y rendición de cuentas.
Joaquín Coldwell señaló que el nuevo estatus de los organismos reguladores implicó una mutación jurídica e institucional, y dio principio a un importante cambio cultural, las empresas del Estado ahora se someten a reglas claras, definidas y previamente conocidas por los participantes.
En esta transición, nos enfrentamos a un gran reto: la creación de mercados energéticos, el éxito en la gestación y funcionamiento de estos mercados requiere de un estrecho y continuo diálogo entre los hacedores de política y los órganos reguladores, agregó el encargado de la política energética del país.­­­­­

(Visited 7 times, 1 visits today)
Compartir

Close