Escrito por: Petróleo

Pemex podría detener caída de producción y aumentar la refinación en 2018: Carlos Treviño

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hoy) Petróleos Mexicanos (Pemex) podría lograr detener la caída de la producción de petróleo en 2018 a pesar de que en septiembre pasado reportó la mayor caída en muchos años, aseguró Carlos Treviño Medina, director general de la paraestatal, quien adelantó que se prevé un aumento en el procesamiento del crudo.
El funcionario sostuvo que “Pemex busca detener la caída de la producción de petróleo, creemos que lo hemos logrado y  en 2018 vamos a estar un poquito arriba de la producción de 2017”. Y aunque reconoció que “antes de hacerlo crecer hay que lograr el punto de inflexión, en 2018 se podría estar reportando como un logro importante para a partir de ese momento tener un plan de  producción de ese orden y empezarlo a crecer”.
Durante su participación en Energy Mexico 2018, el director de Pemex dijo que la meta de producción de 2017 superada  en 4 mil barriles diarios, aun cuando desde hace 22 años no se tenía un cumplimiento de la meta de producción.
En ese sentido, admitió que “también como institución seremos muy responsables en las proyecciones para evitar que cualquier escenario no se cumpla sino que las metas de producción sean lo que se obtenga y tener certidumbre”.

“Pemex busca detener la caída de la producción de petróleo, creemos que lo hemos logrado y  en 2018 vamos a estar un poquito arriba de la producción de 2017”.

Destacó que a pesar de que “en septiembre pasado se tuvo la producción más baja en muchísimos años de un millón 730 mil barriles, se tuvieron que cerrar muchos campos porque fue cuando se presentaron varios fenómenos naturales como huracanes y sismos, lo que obligó a parar centros de procesamiento, se logró una producción de un millón 48 mil barriles diarios en 2017, y en 2018 se pretende superar ese número para lograr ese punto de inflexión”.
El comportamiento del crudo donde Cantarell de haber sido en 2004 la zona que proporcionaba más del 50 por ciento de aquellos casi 3.5 millones de barriles diarios, se ha convertido en un campo que aporta poco del total que se produce actualmente un millón 480 mil barriles, aporta cerca de 80 mil barriles diarios.
Cantarell ha sido un campo que le dio mucho a México en los mediados y principios de este siglo, pero actualmente ya no es así. No obstante, Pemex ha logrado hacer crecer la producción del resto de los campos para tratar de mantener la producción de petróleo.
Por otro lado, en entrevista señaló que espera aumentar el procesamiento de crudo en sus refinerías, “este año, ahorita estamos un poquito arriba de los 500 mil, esperamos llegar por el orden de los 900 mil para el segundo trimestre de este año”.

Carlos Treviño agregó que Pemex prevé completar el arranque de su refinería de Madero, Tamaulipas –que tiene capacidad para procesar 190 mil barriles, para fines de marzo, luego de estar parada desde agosto por un mantenimiento integral.

Pemex, que tiene una capacidad de procesamiento de 1.6 millones de barriles en sus seis refinerías, ha dicho que este año busca elevar a un millón de barriles su procesamiento, que se ubica en niveles muy bajos debido a paradas por mantenimientos y desastres naturales que afectaron a su planta en Salina Cruz, en el sureño estado de Oaxaca.
Por otro lado, en su ponencia magistral sostuvo que Pemex tienen finanza estables a pesar del endeudamiento histórico, a principios de 2016 se hicieron mejoras importantes que permitieron reducir el riesgo en 2 por ciento, la gente que cobraba nuestro bonos dejó de cobrar 2 por ciento de lo que cobraba, lo que en dinero es importante por el nivel de endeudamiento que tenía la paraestatal.
De ahí que actualmente las calificadoras mantienen a la empresa como estable y confió en que más adelante dichas firmas mejoren la calificación. También se ha logrado colocar exitosamente bonos, que es como se maneja la deuda en prácticamente en todo el mundo.

El endeudamiento neto de Pemex se ha manejado de una manera bastante disciplinada, de manera que el techo de endeudamiento disminuyó y ante la posibilidad de buscar  150 mil millones de pesos sólo se alcanzó poco más de 70 mil millones de pesos, es decir, menor endeudamiento de lo requerido.

Históricamente el endeudamiento crecía, hasta 2016 cuando no se consumió el 100 por ciento del  techo previsto y a partir de entonces se empezó a manejar de una manera más disciplinada. De igual manera, en 2017 también se hizo un manejo muy conservador de 62 mil millones de pesos.
“Y vamos a cerrar muy por debajo de los 94 mil millones de pesos de déficit, estos significa que la empresa se ha manejado de una manera ordenada y muy disciplinada, lo cual ha costado sangre, ha sido todo un reto”.
En 2016 el balance financiero fue de 102 mil millones de pesos en lugar de los 149 mil millones de pesos que se tenían posibles, y en 2017 se ubicaría ligeramente por debajo de los 94 mil millones de pesos y el año que entra podemos estar cerca de los 89 mil millones de pesos.
“Con esta trayectoria esperamos que en 2020 estemos ya en el balance neto de cero esto permitiría pensar en ese momento la empresa se encontraría con finanzas sanas, estables, aunque aún falta saber para cuándo se tendría un flujo positivo”, concluyó el funcionario.

(Visited 10 times, 1 visits today)
Compartir

Close