Escrito por: Energía Solar, Innovación

Energía solar podrá reciclar CO2 en plástico y otros productos

co2

El dióxido de carbono podrá transformarse en plásticos y medicamentos, mediante el uso de la energía solar

Científicos de la Universidad del Sur de California desarrollaron un método para transformar el dióxido de carbono (CO2) en productos utilizables como polímeros y combustibles. Este nuevo proceso funciona mediante la energía solar.

El estudio publicado en The Journal of Physical Chemistry, demostró que la luz ultravioleta (UV) es suficientemente potente para alterar moléculas orgánicas como el oligofenileno. Esta molécula se convierte en un anión de carga negativa, pudiendo transferir electrones a otras moléculas como la del CO2; finalmente el dióxido de carbono se vuelve reactivo, lo que facilita su reducción para poder convertirlo en plásticos, muebles o incluso en medicamentos.

Shaama Sharada, profesora de Ingeniería Química y autora principal del estudio, señaló: “El CO2 es notoriamente difícil de reducir, por lo que vive durante décadas en la atmósfera. Pero este anión cargado negativamente es capaz de reducir incluso algo tan estable como el CO2, razón por la cual es prometedor”.

 

Prevención del cambio climático

Hoy, el dióxido de carbono acumulado en la atmósfera funciona de gas de efecto invernadero, pues en grandes concentraciones retiene el calor solar por mucho más tiempo, lo que incide directamente en el calentamiento global y el cambio climático. Diferentes equipos de investigación buscan procesos para transformar el CO2 en materia prima o combustibles.

Regularmente se emplea electricidad junto con un catalizador para permitir la conversión de CO2; sin embargo, el método consume grandes cantidades de energía, por lo que no ayuda mucho en la disminución del impacto ambiental. Es por eso que la energía solar es el claro substituto, al tratarse de una energía limpia y renovable.

“La mayoría de las otras formas de hacer esto implican el uso de productos químicos a base de metales, y esos metales son metales de tierras raras. Pueden ser costosos, difíciles de encontrar y potencialmente tóxicos”, comentó Shaama Sharada.

(Visited 70 times, 1 visits today)
Compartir

Close