HEVO Power, lo último en tecnología de carga para autos eléctricos.

Ciudad de México (Juan Carlos Chávez / Energía Hoy).- El uso de autos eléctricos ya es una realidad en el mundo. Son cada vez más las personas que deciden sustituir sus vehículos de motor de combustión interna por aquellos que utilizan baterías recargables como fuente de energía; sin embargo, aún falta mucho por hacer para que un cambio significativo comience a darse.

Son varios los motivos los que limitan el desarrollo de la transición entre los vehículos convencionales y los eléctricos, como los altos costos que imperan el mercado automotriz para la adquisición de estos últimos o la falta de infraestructura de carga instalada que, en comparación con el número de gasolineras en servicio, la disponibilidad es casi nula.

A este respecto, hoy existen diferentes empresas y marcas de automóviles eléctricos que se ocupan de la fabricación e instalación de los sistemas de carga, sin embargo, el startup estadounidense HEVO Power, con sede en Nueva York, se separa de la competencia al ofrecer un sistema de carga para autos eléctricos único en su tipo, al ser totalmente inalámbrico.

HEVO proporciona una red de carga inalámbrica con el objetivo de crear un estándar global para los vehículos eléctricos, en donde uno de los objetivos finales es poder proporcionar la herramienta para lograr una total autonomía en lo coches para que en un futuro puedan cargar sus baterías sin necesidad de acudir a estaciones de carga.

Sobre los alcances de HEVO Power en el mercado automotriz, el CEO y fundador, Jeremy McCool, explica los pormenores de este nuevo servicio para coches eléctricos.

¿Qué es exactamente HEVO Power y en qué consiste su tecnología?

HEVO es una compañía de carga inalámbrica para vehículos eléctricos, y lo que significa es que, en lugar de conectarte a una estación de carga mediante un cable, el conductor puede simplemente detenerse en uno de las estaciones de HEVO y cargar automáticamente el coche, sin importar en donde se estacione.

¿En qué países tienen presencia HEVO?

Hemos tenido demostraciones y pruebas de sistemas en Ámsterdam y en otras partes de Holanda, en España, en Francia y también en Alemania; también tenemos unidades en Japón y por supuesto en los Estados Unidos.

¿Cuánto cuesta esta tecnología y cómo se tiene acceso a ella?

Están los costos del sistema para el auto y del sistema de la infraestructura en los módulos de carga inalámbrica. Para la instalación de la tecnología en el vehículo eléctrico, el precio ronda por los 500 dólares, y para el emplazamiento de la estación de carga, este va de los 2000 a los 4000 dólares, dependiendo del país.

En lo que respecta a como las personas pueden tener acceso a esta tecnología, hoy proveemos de sistemas para el mercado automotriz, y HEVO será abierto también al público en general, para que las personas puedan pagar por el sistema y obtener un lugar en fila para asegurarse de esta tecnología, la cual es compatible con cualquier vehículo que actualmente cargue bajo el protocolo CHAdeMO y también en el de CCS.

Hemos acondicionado nuestro servicio a estos protocolos de carga, con el propósito de brindar precisamente una conexión segura a los vehículos, y hoy estamos trabajando también en el protocolo de TESLA. Próximamente tendremos a los fabricantes de autos implementando esta tecnología en sus unidades, misma que ya estará incluida en el precio de venta, iniciando en 2022 o 2023.

Jeremy McCool, CEO de HEVO Power.

¿Qué es lo que se necesita para promover el uso de vehículos eléctricos?

Si vemos lo que los consumidores de vehículos eléctricos comúnmente quieren, lo primero en la lista es más infraestructura de carga, y un uso más fácil de la misma. Recientes estudios señalan que la carga inalámbrica parece ser claramente la tecnología que ellos están buscando.

Lo que realmente hemos visto es que hay una falta de experiencia en el uso, pues la adopción del vehículo eléctrico se dificulta con un mercado de combustibles fósiles predominante, en donde encuentras gasolineras en todas partes.

Y nosotros no tenemos esa misma clase de desarrollo en la experiencia del usuario para vehículos eléctricos, en donde el problema de los consumidores ha sido el de “¿Cómo voy a cargar mi auto?”, a falta de estaciones de carga.

Otra de las cosas que forman parte de la tecnología que está por venir son los vehículos eléctricos autónomos, y eso presenta algo único al mundo, la posibilidad de no tener que ir a recargar la batería del auto, pues este tendrá la cualidad de cargarse a sí mismo, y si además se hace de manera inalámbrica, eso es lo que estamos haciendo para permitir la adopción de estos vehículos en los mercados.

¿Qué le falta a Latinoamérica como región para mejorar su movilidad? Una más eficiente

Una de las cosas claras de Latinoamérica es que tiene toda una cultura del coche. Entonces hay un gran número de automóviles circulando y la gente no dejará de usarlos. Desde el punto de vista de cualquier persona, se optaría por tener una opción más sustentable, que ofrezca la misma sensación de libertad al manejar y que además se obtenga por un precio similar o incluso mejor que los autos de motor de combustión interna, entonces es una decisión más bien financiera la que se tiene que hacer.

Pare esto, la economía importa, y creemos que hay un camino fácil para la adopción de vehículos eléctricos, especialmente si hay un adecuado precio y maneras sencillas para cargar las baterías en todas partes.

¿Cómo se comportará el mercado de los coches eléctricos a nivel mundial?

Se esperan 130 millones de vehículos eléctricos en el mercado para 2030, esos son muchos autos, pues actualmente se tienen 5 millones, entonces estamos hablando de la adhesión de 125 millones de nuevos vehículos eléctricos a la economía en los próximos 10 años.

En términos financieros, estamos pronosticando nuevos negocios de 5 a 10 trillones de dólares en la industria, en forma de vehículos eléctricos, de entrega de energía y de las cosas que se incluirán en ese sistema. Entonces es una gran oportunidad.

¿Cómo es que HEVO promueve su tecnología?

Mucha de nuestra promoción está siendo a través de la palabra, de boca en boca, en donde la gente se entera de nuestra existencia y después comparte de viva voz su descubrimiento con otras personas. Hemos estado en el negocio por alrededor de 8 años, y globalmente nos henos convertido en una marca importante en esta industria en específico, y continuamos creciendo. Ciertamente no nos promovemos de otra manera.

Somos muy cuidadosos en lo de la promoción y el marketing, pero más bien se trata de alianzas comerciales, pues tenemos a los socios adecuados a nuestras espaldas.

¿Cuál es su prospección de crecimiento para el futuro inmediato?

Para 2020, esperamos construir 200 unidades, para 2021, 2 mil; para 2023, 20 mil unidades o más. Asimismo, los fabricantes de automóviles estarán integrando nuestro sistema en sus vehículos, lo cual auguramos que se estará dando a principios de 2022.

¿Tienen planes de negocio para implementar en México?

Tenemos una sede manufacturera en Austin, Texas, muy cercano a México, y también hay grandes posibilidades para este país. En Guadalajara hay millones de metros cuadrados en espacio extra para manufactura, igual en la ciudad de Reynosa, por lo que sabemos que, si necesitamos avanzar y crecer rápido, no tendremos restricción alguna con estas opciones.

¿Algún mensaje que desee compartir con las personas que están por comprar su primer vehículo eléctrico?

Si están por comprar su primer coche eléctrico, lo primero que hay que entender es que la experiencia que tendrán será la última que deseen tener para cualquier vehículo. Esa primera vez en el auto eléctrico se convierte en una experiencia tan maravillosa, que lo demás se tornará en anticuado, primitivo.

Así también la acción de cargar el vehículo, el usar un cable para conectarlo a una fuente de poder y así cargar la batería del coche, hoy es una experiencia diferente a lo convencional.

Yo les digo a los usuarios que disfruten de sus vehículos, que nos visiten en HEVO y nosotros cuidaremos de ellos.

Y mi último mensaje es que debemos considerar como sociedad lo que queremos para el mundo en cuestión de generación de energía, para lograr cambios hoy que repercutan en el mañana. Si miramos al pasado, nosotros no podemos culpar a nuestros antecesores de lo que hicieron, pero las futuras generaciones sí nos culparán a nosotros de lo que no hagamos hoy, por no tomar las decisiones correctas justo ahora, entonces haz las decisiones correctas hoy porque tus hijos y tus nietos te juzgarán por ello, y lo harán con todo el derecho.

(Visited 32 times, 1 visits today)