Los riesgos de no transitar al futuro

Rosanety Barrios 

Experta en finanzas y energía

Mi columna anterior buscó exponer los beneficios de un modelo energético con base en la competencia, así como los riesgos que implica para las empresas del Estado el abstraerlas del mismo, al dejarlas sin incentivo a la innovación, creatividad y nuevas fuentes de financiamiento.

Hablemos ahora de otro riesgo relevante que enfrentan nuestras empresas nacionales en la medida en que, carentes de presupuesto, se les obliga a dejar de lado la transición energética y concentrarse en producir/generar, manteniendo un alto índice de emisiones al medio ambiente: el riesgo de perder el acceso al financiamiento.

Los efectos del cambio climático son ya visibles para todo el planeta. Sus consecuencias económicas pueden ser desastrosas, afectando principalmente a los más pobres, quienes pierden todo lo que pueden tener ante un desastre natural. El Foro Económico Mundial 2020 reconoció a los efectos del cambio climático como uno de los riesgos materiales más relevantes para el desarrollo del planeta.

En este contexto, la empresa BlackRock, la administradora de fondos más grande del mundo anunció su convicción de que el cambio estructural en la asignación de capitales hacia proyectos sustentables es inminente, por lo que tomaron la decisión de no seguir invirtiendo en empresas productoras de carbón térmico, así como de orientar sus inversiones a proyectos con una fuerte estructura en materia de sustentabilidad.

En este mismo sentido, el Banco Real de Escocia dio a conocer que no brindará financiamiento a aquellas empresas de energía cuyos planes de negocio no estén alineados al Acuerdo de París.

Otro hecho significativo lo constituye el anuncio realizado por la petrolera BP sobre su nueva estrategia de negocios, basada en la meta de llevar a cero sus emisiones de carbono a más tardar en el 2050, para lo cual hace un replanteamiento total del modelo de negocio que mantuvo por más de cien años.

Si para BP es evidente que continuar con el “business as usual” es imposible para garantizar su subsistencia, no queda más que preguntarnos cómo es que, volteando al pasado, tanto Pemex como CFE lograrán estar a la altura de sus pares, serán sustentables y ofrecerán a México el futuro que merece.

*Experta en finanzas y energía con una experiencia profesional de más de 30 años. Tuvo a su cargo parte del diseño del nuevo modelo energético mexicano y fue responsable de la política pública para el desarrollo de los mercados de gas natural y petrolíferos, por lo que acumula más de 18 de años de experiencia en el sector energía y más de 15 en el sector financiero mexicano. Dentro de sus principales logros está el desarrollo de las políticas de almacenamiento de gas natural y petrolíferos.

Contacto: rosanety.barrios@gmail.com

(Visited 248 times, 1 visits today)