Estrategia de transición energética 2020

Ciudad de México (Redacción / Energía Hoy).- La Visión 2050 de la “Estrategia de Transición para Promover el Uso de Tecnologías y Combustibles más Limpios 2019”, plantea que México contará con un sector energético basado en tecnologías limpias, energéticamente eficientes y que promueve la productividad, el desarrollo sustentable y la equidad social en el país. 
El documento del Gobierno Federal, la Secretaría de Energía (SENER y la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUEE), la transición hacia una mayor eficiencia energética y de aprovechamiento de energías limpias es un proceso de largo plazo que abarca a todos los niveles de gobierno, los actores económicos y la sociedad en general.
La Ley de Transición Energética (LTE) tiene por objeto regular el aprovechamiento sustentable de la energía, así como las obligaciones en materia de energías limpias y de reducción de emisiones contaminantes de la Industria Eléctrica, manteniendo la competitividad de los sectores productivos. Este objetivo comprende, entre otros: 

  • Prever el incremento gradual de la participación de las energías limpias en la industria eléctrica con el objetivo de cumplir las metas establecidas en materia de generación de energías limpias y de reducción de emisiones. 
  • Facilitar el cumplimiento de las metas de energías limpias y eficiencia energética referidas en la LTE de una manera económicamente viable. 
  • Incorporar las externalidades en la evaluación de los costos asociados a la operación y expansión de la industria eléctrica, incluidos aquellos sobre la salud y el medio ambiente. 
  • Determinar las obligaciones en materia de aprovechamiento sustentable de la energía y eficiencia energética. 
  • Establecer mecanismos de promoción de energías limpias y reducción de emisiones contaminantes. 
  • Reducir, bajo condiciones de viabilidad económica, la generación de emisiones contaminantes en la generación de energía eléctrica. 
  • Apoyar el objetivo de la Ley General de Cambio Climático (LGCC), relacionado con las metas de reducción de emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero y de generación de electricidad, provenientes de fuentes de energía limpia. 
  • Promover el aprovechamiento sustentable de la energía en el consumo final y los procesos de transformación de la energía. 
  • Promover el aprovechamiento energético de recursos renovables y de los residuos. 
  • Homologar las obligaciones establecidas en materia de energías limpias y de reducción de emisiones contaminantes de la industria eléctrica a los productos consumidos en el territorio nacional, independientemente de su origen.

Así, a través de las metas de energías limpias y de eficiencia energética, la Secretaría de Energía (SENER) promoverá que la generación eléctrica proveniente de fuentes de energías limpias alcance los niveles establecidos en la LGCC para la industria eléctrica, conforme lo establece la LTE. 
La SENER deberá impulsar a la eficiencia energética en el mercado eléctrico del país. Con base en lo anterior, la Visión 2050 plantea que México contará con: 

  • Un sector energético basado en tecnologías limpias, energéticamente eficientes y que promueve la productividad, el desarrollo sustentable y la equidad social en el país. 
  • Una oferta de energéticos de acceso universal, diversificada, suficiente, de alta calidad y a precios competitivos. 
  • Una industria nacional de bienes de capital y equipos diseñados y producidos por el sector público, social y privado del país que garantice una Transición Energética Soberana y que contribuye a la seguridad energética del país. 
  • Una población con acceso total a las tecnologías de punta, a los menores costos, con mejor calidad de vida, menor desigualdad social y que incorpore y adopte en sus servicios energéticos a las energías renovables y las prácticas de eficiencia energética. 

La Estrategia tiene tres objetivos principales: 

  • Establecer las metas y la hoja de ruta para la implementación de dichas metas. 
  • Fomentar la reducción de emisiones contaminantes originadas por la industria eléctrica. 
  • Reducir, bajo criterios de viabilidad económica, la dependencia del país de los combustibles fósiles, como fuente primaria de energía.

El documento “Estrategia de Transición para Promover el Uso de Tecnologías y Combustibles más Limpios 2019”, afirma que México está mejor preparado para enfrentar los retos de una gran transición energética, la cual implica:

  • La adopción masiva de nuevas tecnologías energéticamente más eficientes e integradas cada vez más unas con otras a través de los sistemas de comunicación. 
  • El aprovechamiento, en un amplio espectro de escalas, de todas las formas de transformar energías renovables a energía de uso final. 
  • La modificación de patrones de comportamiento de personas o de operación de instalaciones y sistemas para reducir el desperdicio energético. 
  • El establecimiento de nuevas reglas de compra para productos y servicios que dan mayor prioridad a una mayor eficiencia o que aprovechan energías limpias. 
  • Una mayor capacidad técnica de quienes diseñan, instalan, operan y mantienen los sistemas que utilizan energía. 
  • Una mayor coordinación entre sectores económicos y niveles de gobierno. 

En general, el ejercicio realizado para el diseño de la presente Estrategia identifica, de manera muy particular, cinco procesos: 

  • El cambio de la arquitectura del sector eléctrico de un sistema con plantas grandes y centralizadas a uno que integra cabalmente a pequeños generadores ubicados en los puntos de consumo, alimentados por energías limpias y apoyados por sistemas de almacenamiento. 
  • La creciente integración de todas las partes del sistema eléctrico (la generación, la transmisión, la distribución y el uso final) y de los sistemas de transporte a través de las tecnologías de la información y la comunicación. 
  • La mejora continua de la eficiencia energética de equipos y sistemas. 
  • Un significativo incremento en el uso de la electricidad con fuentes limpias como la energía que mueve al transporte. 
  • Un proceso de densificación de las ciudades que reduce las necesidades de movilidad. 

La Administración Pública Federal (APFy los organismos descentralizados o autónomos, se establecerá como líder del proceso de transición energética, donde se recomienda fortalecer sus reglas y procesos de proveeduría de inmuebles, flotillas vehiculares y plantas industriales para integrar los equipos y sistemas más eficientes aprovechando energías limpias. 
La Estrategia de Transición para Promover el Uso de Tecnologías y Combustibles más Limpios prevé para la APF, modernizar sus sistemas de gestión de la energía en inmuebles, flotillas vehiculares y plantas industriales a través de la capacitación de personal operativo y la integración de tecnologías de seguimiento. 
– Transparentar el desempeño energético de sus instalaciones. 
– Instrumentar estrategias de certificación de competencias y especialización para proyectos de eficiencia energética y eco- tecnologías. 
– Apoyar a administraciones estatales y municipales en la asimilación de mejores prácticas de eficiencia energética y aprovechamiento de energías limpias. 
– Fortalecer la coordinación interinstitucional y la comunicación con el sector privado para impulsar proyectos de eficiencia energética y aprovechamiento de energías limpias. 
– Desarrollar regulación específica para las tecnologías y servicios relacionados al almacenamiento de energía. 
– Fortalecer el desarrollo de capacidades de planeación para una integración segura, confiable y competitiva de fuentes de energía renovables intermitentes. 
Empresas productivas del Estado 
– Integrar a la operación de sus equipos e instalaciones las mejores prácticas internacionales en relación con la eficiencia energética y energías limpias.
– Modernizar sus redes de distribución para integrar los sistemas de generación distribuida. – Adoptar el modelo de redes eléctricas inteligentes. 
– Fortalecer y modernizar los sistemas de gestión de la energía través de la capacitación de personal operativo y la integración de tecnología de seguimiento. 
– Realizar estudios y proyectos piloto de almacenamiento para entender el costo beneficio de las diversas tecnologías para la red eléctrica, generación distribuida y abasto aislado. C. Industria Eléctrica. 
– Integrar en su modelo de negocio la comercialización de tecnologías energéticamente eficientes. 
– Impulsar el modelo de redes eléctricas inteligentes. 
– Considerar en los diseños de las redes de distribución la creciente demanda de electricidad por vehículos eléctricos. – Instrumentar estrategias de certificación de competencias y especialización para implementar proyectos de eficiencia energética y tecnologías limpias. 
– Realizar estudios y proyectos piloto de almacenamiento para entender el costo beneficio de las diversas tecnologías para la red eléctrica, generación distribuida y abasto aislado. 
Hidrocarburos
– Adoptar reglas y procesos de proveeduría que integren la compra de equipos y sistemas más eficientes y que aprovechen energías limpias. 
– Aprovechar las oportunidades de cogeneración, almacenamiento; y captura y almacenamiento de carbono. Estrategia de Transición para Promover el Uso de Tecnologías y Combustibles más Limpios 
– Fortalecer y modernizar sus sistemas de gestión de la energía a través de la capacitación de personal operativo y la integración de tecnología de seguimiento 
– Instrumentar estrategias de certificación de competencias y especialización para proyectos de eficiencia energética y tecnologías limpias. 
– Integrar en su modelo de negocio la comercialización de tecnologías energéticamente eficientes. 
– Propiciar la producción y consumo de biocombustibles.
 

(Visited 18 times, 1 visits today)