Escrito por: Toques

IA y IoT, las armas de la industria para ser eficiente

A medida de qué pasan los años, la evolución tecnológica se está desarrollando rápidamente, haciendo máquinas a prueba del futuro más eficientes, pero ya se plantea la posibilidad que las máquinas ayuden a los humanos y a las empresas a funcionar de manera más eficiente e inteligente mediante el poder de la inteligencia artificial (IA) y el Internet de las Cosas (IoT).  
Las tecnologías digitales permiten a las empresas desbloquear nuevas fuentes de ingresos y ampliar su base de clientes accesible. Las organizaciones hacen esto mediante la integración de canales digitales o en línea, y creando nuevos modelos de negocios que pasan de vender productos únicos a ofrecer suscripciones a productos y servicios asociados. Las tecnologías digitales permiten a las empresas crear valor en múltiples niveles, lo que significa que las transacciones ya no son lineales. Las organizaciones pueden obtener más valor, e incluso nuevos productos y servicios, de una sola transacción

En este sentido la tecnología de inteligencia artificial, ayudará a que las empresas a que ya no tengan un mal desempeño con las deserciones, insatisfacción o la ineficiencia de los empleos, puesto que las empresas aplicarán mejor su fuerza laboral mediante sistemas de gestión del capital humano.
Esta gestión del capital humano se puede lograr mediante algoritmos de aprendizaje automático que tienen la capacidad de resolver los retos de las empresas, antes mencionados, el algoritmo encontraría las opiniones de los empleados en las plataformas de conversación y las plataformas de redes sociales, se haría un aprendizaje automático y el análisis de textos pueden conducir un análisis del sentimiento en conjuntos de grandes datos, lo que proporciona perspectivas sobre la retroalimentación y opiniones de los empleados.
En la actualidad, el nivel de automatización basada en la IA varía considerablemente en todos los sectores, éstos ayudan a las empresas a tomar en tiempo real las decisiones que tienen un impacto directo con los clientes. Al combinar la Inteligencia artificial con la gestión de capital humano, podrán empezar las empresas a influir en la participación de los empleados, lo que generará una ventaja competitiva importante. Y no sólo ofrecerán una mejor predicción, sino también perspectivas más detalladas sobre la fuerza laboral de una empresa.
En la era digital, sin embargo, es importante asumir el riesgo de mantenerse por delante de la competencia en innovación y dar a los clientes un mejor valor. Las tecnologías como la nube, combinadas con un enfoque ágil, han facilitado la gestión del riesgo asociado con empresas innovadoras. Además, las aplicaciones basadas en microservicios han reducido el riesgo y el costo involucrados en la introducción de nuevas funciones, servicios y productos, además de acelerar la velocidad de comercialización.

(Visited 71 times, 1 visits today)
Compartir
Close