Burns & McDonnell nombra a Eduardo Andrade como director general en México

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hoy).- Eduardo Andrade, ejecutivo con larga trayectoria en el sector energético mexicano, se une a Burns & McDonnell como director general en México de Burns & McDonnell Services S.A. de C.V. Andrade supervisará los proyectos de generación de energía y transmisión eléctrica de la firma en México, en un contexto en el que el país avanza rápidamente hacia la modernización de su infraestructura energética. En los últimos 30 años, Andrade ha ocupado diversos puestos directivos en grandes compañías con importante actividad en el sector energético mexicano.
“México se está convirtiendo rápidamente en una economía de primer mundo, en gran parte, gracias a las inversiones en los sectores eléctrico y energético; y Eduardo ha jugado un papel clave en este proceso a través de su trayectoria profesional y participación en la vida gremial de México” dijo Mike Brown, presidente de Burns & McDonnell International. “Estamos muy entusiasmados por su incorporación a nuestro equipo y listos para trabajar de la mano, ayudando a México a alcanzar su potencial a nivel global.”
“He dedicado gran parte de mi carrera a promover el desarrollo de los sectores energético y eléctrico en México, pues estoy convencido de que esta es la mejor manera de promover que las condiciones de vida de todos en el país mejoren” dijo Andrade. “La oportunidad de liderar Burns & McDonnell, la firma número uno en Estados Unidos del sector eléctrico y de poder traer a México su experiencia y conocimiento es un sueño hecho realidad.”
Previo a su nombramiento como director general de Burns & McDonnell en México, Andrade fue presidente ejecutivo de Sacyr en México, en donde fue responsable de diversas iniciativas de negocio relacionadas a algunas de las recientes reformas constitucionales llevadas a cabo en México. Sacyr es una compañía multinacional que, como tal, desarrolla proyectos de ingeniería y construcción en 29 países y cinco continentes.
Además, Andrade ha ocupado cargos directivos en Iberdrola, una compañía española de energía con operaciones globales, así como, en Techint, el segundo productor de acero más grande del mundo, el cual también desarrolla negocios de construcción y de producción de petróleo y gas.
Andrade es fundador de la Asociación Mexicana de Energía y del capítulo de energía de la Alianza México-Canadá. Ha presidido el capítulo de México del Consejo Mundial de Energía y actualmente forma parte del Consejo Consultivo de la Comisión Reguladora de Energía, en temas de electricidad.
Cuenta con un título en ingeniería civil, con especialización en administración de proyectos, por la Universidad Nacional Autónoma de México y un posgrado en finanzas corporativas del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).
En 2016, Burns & McDonnell estableció una oficina en México con el objetivo de desarrollar proyectos de ingeniería, procura y construcción, también conocidos como EPC por sus siglas en inglés, o turn key (llave en mano) en las industrias eléctrica y energética.
Este año, la compañía fue certificada por el Centro Nacional del Control de Energía (CENACE), permitiendo que Burns & McDonnell tenga acceso a datos e información sobre el desempeño de la red eléctrica y otras medidas de desempeño del sistema, éstas permitirán ofrecer servicios de consultoría en ingeniería a clientes potenciales, así como al operador del sistema. La certificación también permitiría que Burns & McDonnell pudiera desarrollar análisis integrales para proponer una serie de mejoras que impulsarían la confiabilidad y resiliencia del sistema.
Burns & McDonnell ha tenido presencia en México por más de 100 años, esta inició en 1908, cuando los fundadores de la compañía, Clinton Burns y Robert McDonnell, ganaron una licitación para desarrollar un proyecto hidroeléctrico para la compañía minera El Tigre.
En las décadas siguientes la compañía desarrolló y construyó más proyectos en el país, incluyendo, en Monterrey, la planta de tratamiento de agua más grande de su tipo en México cuando se completó su construcción en 1997.
México impulsó reformas de gran calado a su sector eléctrico y petrolero en 2014. Ahora, ambos sectores se encuentras abiertos a la inversión privada. Como consecuencia de estas hay una gran cantidad de proyectos fotovoltaicos, eólicos y de gas natural conectándose a la red; y al mismo tiempo, se está planeando una serie de proyectos para mejorar el sistema de transmisión y distribución.

(Visited 5 times, 1 visits today)